Los españoles se libran de hacer la declaración de bienes en el extranjero: la mitad continúa en paraísos fiscales

Según los últimos datos recogidos por la Agencia Tributaria sobre los saldos patrimoniales declarados en el modelo 720, los contribuyentes españoles siguen librándose de declarar sus bienes y continúan confiando en los paraísos fiscales a la hora de albergar sus bienes en el extranjero.

En el ejercicio 2012, cuando entró en vigor la obligatoriedad de informar al fisco sobre estos activos y en 2015, el último año del que se disponen datos disponibles, la mitad de los bienes declarados se localizaban en 54 jurisdicciones offshore.

Estas 54 jurisdicciones offshore son: Anguila, Antigua y Barbuda, Bahréin, Bermudas, Brunéi, Dominica, Fiyi, Gibraltar, Granada, Guernsey, Isla de Man, Islas Caimán, Islas Cook, Islas Falkland, Islas Marianas del Norte, Islas Salomón, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes de Estados Unidos, Jersey, Jordania, Líbano, Liberia, Liechtenstein, Macao, Mauricio, Mónaco, Montserrat, Nauru, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Seychelles, Vanuatu, Andorra, Bahamas, Barbados, Belice, Hong Kong, Islas Marshall, Maldivas, Niue, Panamá y San Cristóbal y Nieves, Aruba, Chipre, Curazao, Irlanda, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Samoa, Singapur, Suiza y Trinidad y Tobago.

A pesar de los escándalos recientes de Papeles de Panamá, Bahamas Leaks y Paradise Papers no han hecho mella en los españoles a la hora de depositar su patrimonio en estos paraísos fiscales.

De hecho, de los 91.000 millones de euros declarados en el extranjero por los contribuyentes en 2012, algo más de 48.100 millones (53%) se localizaban en jurisdicciones offshore. pacas. En 2015, de 97.800 euros, 46.700 millones se encontraban en estos territorios. Es decir, en apenas tres años, los bienes declarados por los contribuyentes en estos refugios fiscales disminuyó, pero sólo 1.400 millones de euros, un 3%.

Los paraísos fiscales más utilizados por los españoles

Los paraísos fiscales más utilizados por los españoles y los que más patrimonio albergan son: Liberia, Chipre, Islas Vírgenes Británicas, Luxemburgo, Gibraltar, Irlanda, Mónaco, Isla de Man y Jersey, países donde los contribuyentes declararon en 2015 más bienes que tres años antes. Entre los perdedores, se encuentran Malta, Andorra, Curazao, Guernsey, Hong Kong, Países Bajos, Singapur, Islas Caimán, Bermudas, Panamá, Belice, Liechtenstein y Bahamas.

9 de cada 10 euros declarados en Liberia, Islas Vírgenes Británicas o Barbados, se concentran en sociedades offshore. Se destaca también la disminución entre 2012 y 2015 de los títulos societarios de los españoles en Panamá y Países Bajos, famosos por sus sociedades offshore anónimas y de responsabilidad limitada holandesas, conocidas por las siglas BV.

Los fondos de inversión también son muy utilizados por los españoles para atraer capitales. Éstos se localizan especialmente en seis paraísos fiscales: Luxemburgo, Irlanda, Liechtenstein, Aruba, Mauricio y Suiza. Siendo éste último el más utilizado, seguido del Gran Ducado.

Otros sobresalen por atraer dinero hacia cuentas bancarias offshore, como Macao, Jordania, Singapur, Malta, Isla de Man, Gibraltar o Jersey.

Abrir el chat