Una empresa del 'FIFAGate' pagó a una sociedad offshore en Islas Seychelles por el amistoso entre España y Uruguay

Una cuenta bancaria offshore a nombre de ESM Group, una sociedad offshore en Seychelles, recibió una transferencia por valor de 28.4000 dólares procedentes de una cuenta suiza de Full Play Group SA, una empresa argentina controlada por Hugo y Mariano Jinkis, padre e hijo. Esto despertó el interés de Barclays Bank de Isla Mauricio.

La sociedad argentina aparecía acusada de haber pagado sobornos a dirigentes de la Conmebol (la UEFA de Sudamérica) y de la Concacaf (del Caribe) para adjudicarse los derechos televisivos de los partidos de fútbol. Este fue e linicio del caso de corrupción de la FIFA, conocido como FIFAGate.

Los empleados de Barclays Bank mandaron un mail a Appleby pidiéndole información sobre las dos transferencias realizadas por Full Play Group a ESM Group y solicitando detalles sobre la sociedad offshore en Islas Seychelles.

Sin embargo, con la filtración de los Paradise Papers se reveló que la sociedad offshore se constituyó para la organización del partido amistoso entre España y Uruguay que se jugó el 6 de febrero de 2013 en Doha. Fuentes cercanas a la familia Jinkis confirman que los 28.400 dólares pagados a ESM Group están relacionados con el pago de los derechos de transmisión de este partido para Sudamérica, excepto Uruguay, donde la empresa tenía exclusivos derechos audiovisuales.

Dos únicos pagos

Este pago de 28.4000 dólares se dividió en dos desembolsos. El primero de 14.975 dólares el 19 de febrero de 2013 por la retransmisión del partido en todo el continente y un segundo pagó de 13.425 dólares un mes más tarde como una especie de bonus.

La inquietante historia de ESM Group, la sociedad offshore de las Seychelles

ESM Group, constituida el 5 de diciembre de 2012 en el paraíso fiscal de Islas Seychelles, fue constituida por un cirujano ortopédico alemán, como testaferro. Éste contactó con Appleby para la constitución urgente de esta sociedad offshore para la gestión y organización de eventos deportivos.

Tras abrir una cuenta bancaria offshore en el banco Barclays de Mauricio, el departamento de cumplimiento de Appleby advirtieron de lo raro que era un cirujano constituyera una sociedad offshore para marketing deportivo. Éste aseguró que en ese proyecto estaba una amiga con un alto perfil en dicho sector.

El cirujano en un mail a Appleby explicó lo siguiente: “Sin embargo, la antigua empresa para la que trabajaba la demandó por incumplimiento de contrato y mi amiga actualmente tiene una cláusula de no competencia”. “Hemos decidido por tanto que yo debo continuar con la constitución de la sociedad para no perder las actuales oportunidades de negocio”. Appleby concluyó en ese momento que el doctor Thomas solo iba a ser un testaferro.

La oportunidad de negocio era la búsqueda y organización de un partido amistoso internacional en febrero de 2013 para la selección uruguaya de fútbol. En la documentación interna de la oficina de Appleby en Mauricio figuran dos acuerdos de ESM Group con las federaciones de fútbol de Qatar y Uruguay, y un tercero con Tenfield SA, poseedora de los derechos televisivos de la selección uruguaya y un cuarto acuerdo con Doris Keller, agente suiza para la organización de amistosos internacionales.

En el intercambio de correos entre Appleby y el testaferro, éste les explicó lo siguiente: “Hemos acordado con Qatar 2022 que el dinero que necesitamos que se transfiera a las asociaciones de fútbol se enviará a ellas directamente por Qatar en vez de ser enviado en primer lugar a nosotros”. Un día después, el cirujano se puso en contacto con la federación de futbol catari para solicitar la transferencia del primer pago según el acuerdo firmado con ESM Group. En total 400.000 dólares repartidos en dos pagos, uno de 175.000 y otro de 225.000.

Cinco días más tarde, ESM Group firmó un acuerdo para la comisión de la agente suiza de la FIFA, Doris Keller, por la búsqueda de promotores, agencias y/o federaciones para el amistoso de Uruguay y España. Ambas partes acordaron una comisión de 95.000 dólares, que finalmente fueron más de 108.000, por los gastos del viaje a Catar, entre otros. La Real Federación Española de Fútbol aparecía citada en una de las cláusulas de dicho contrato.

“En caso de cancelación del partido por causas de fuerza mayor, las partes ESM Group, QFA [Asociación de Fútbol de Qatar, por sus siglas en inglés], RFEF [Real Federación Española de Fútbol], AUF [Asociación Uruguaya de Fútbol] y su agente DK [Doris Keller] entrarán en negociaciones para reagendar el partido. Si no se alcanza un acuerdo, todas las cantidades pagadas por QFA, RFEF y AUF a ESM Group mediante este acuerdo serán reintegradas completamente por ESM Group y así también todos los pagos realizados por ESM Group a DK [Doris Keller]», se señala en la segunda página del contrato.

Todo era una tapadera de la amiga del testaferro

Los documentos internos de Appleby ponen de manifiesto que ESM Group era la tapadera de los negocios opacos de la amiga del cirujano-testaferro, una tal Tina S.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat