Descubra cómo ahorrar hasta 3.200 euros en su próxima declaración de la renta

Los contribuyentes podrán ahorrarse hasta 3.200 euros en su próxima declaración de la renta. Las rentas más elevadas son las que podrán beneficiarse más de las reducciones y deducciones que han introducido en la última reforma fiscal los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

Desde Gestha señalan que los 16.977 madrileños que albergan el 25.8% del patrimonio total declarado en España se pueden ahorrar el 44.1% de la cuota minorada con las deducciones y bonificaciones estatales del Impuesto sobre el Patrimonio, un total de 796 millones.

Es decir, una fortuna madrileña que declara un patrimonio medio de 8.8 millones y no tributa, se ahorrará de media 50.461 euros. De éstos, los 350 españoles con un patrimonio superior a 30 millones, el 63.7% de los más acaudalados, se ahorrarán 782.021 euros.

Principales deducciones

Entre las principales deducciones de las que podrán beneficiarse los contribuyentes está la desgravación por la compra o construcción de vivienda adquirida antes del 1 de enero de 2013, así como la compensación de las pérdidas generadas por un fondo de inversión, acciones o derivados financieros con las ganancias patrimoniales obtenidas o la exención de tributar hasta 60.100 euros para los que trabajen en el extranjero.

Además, las ganancias obtenidas por los mayores de 65 años por la venta de cualquier bien estarán libres de tributar tras la reforma fiscal. Para que se produzca esa exención el importe obtenido de esta venta debe destinarse a la creación de una renta vitalicia asegurada con un importe límite de 240.000 euros y en un plazo de hasta seis meses.

Los más afortunados, los más acaudalados

Aquellas personas con mayores ingresos y patrimonio son los verdaderos afortunados de esta reforma fiscal, ya que pueden aprovechar al máximo estas ventajas. Y en concreto, los 82.069 contribuyentes que declaran ganar más de 150.000 euros anuales.

Sin embargo, la mayoría de los contribuyentes podrán ahorrarse hasta un total de 3.2000 euros de media, eso sí, siempre que dispongan de dinero ahorrado. Desde Hacienda se recomienda que antes de movilizar esos activos, cada persona debe saber que el ahorro fiscal máximo que puede lograr es su carga real de IRPF, es decir, el importe de la cuota resultante de la autoliquidación, ya que el fisco sólo devuelve las retenciones.

Para aquellos que ganan menos de 60.000 no le conviene invertir hasta el máximo de las deducciones posible ya que no aprovecharía las cuantías deducibles que superan su carga real de IRPF.

Los 10 consejos fiscales de la Agencia Tributaria

Para reducir al máximo la factura fiscal de la próxima declaración de la Renta, la  correspondiente a 2017, habrá que presentarla entre abril y junio del próximo año. Los técnicos de Hacienda han elaborado un Decálogo de Consejos Fiscales a poner en práctica antes de que arranque el nuevo año.

1.- Aproveche su plan de pensiones

Los últimos meses del año pueden ser una ocasión ideal para hacer aportaciones a un plan de pensiones o a un plan de previsión asegurado. La última reforma fiscal trajo consigo una reducción de la cantidad límite que se puede aportar, bajando de los 10.000 a los 8.000 euros siempre que no supere el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas, independientemente de la edad. También reducen a la base imponible las aportaciones a planes de pensiones realizadas por el cónyuge cuando éste perciba rendimientos de trabajo o actividades económicas inferiores a 8.000 euros. El límite de la aportación ha pasado de 2.000 a 2.500 euros.

Gestha recuerda que al invertir otro 6.357 euros de media para alcanzar el límite garantiza un ahorro fiscal adicional de 1.526 euros. Este ahorro varía según los ingresos y la Comunidad Autónoma de residencia.

2.- Deducción por compra de vivienda

Aquellos que compraron su vivienda habitual o realizaron algún pago para construcción de la misma antes del 1 de enero de 2013 continuarán disfrutando de su derecho a la desgravación, siempre y cuando hayan tenido deducciones por dicho inmueble en 2012 o en años anteriores. Los contribuyentes pueden deducirse así hasta el 15% de las cantidades invertidas con un límite de inversión de 9.040 euros.

3.- Tributación de las plusvalías por venta de vivienda habitual

Para aquellos que han vendido su casa este año, las ganancias obtenidas tributarán en la próxima declaración de la Renta entre el 19% y el 23%. Para País Vasco y Navarra, entre el 19% y el 25%. Si se reinvierte total o parcialmente ese importe en otra vivienda habitual es posible neutralizar ese pago.

 4.- Mayores de 65 años

Los contribuyentes mayores de 65 años tienen exentas de tributación las ganancias obtenidas por la venta de la vivienda habitual. Además, las ganancias obtenidas por la venta de cualquier bien están exentas de tributación, siempre y cuando el importe total y hasta un límite máximo de 240.000 euros, se destine a constituir una renta vitalicia asegurada en un plazo de seis meses.

5.- Compense las pérdidas con ganancias

Si es inversor en bolsa está de suerte, ya que no sólo puede conseguir ganancias a través de la inversión, sino también a través de las minusvalías. Gestha avisa de que el final de año es un buen momento para hacer cuentas y compensar las pérdidas generadas por un fondo de inversión, acciones o derivados financieros con las ganancias patrimoniales obtenidas.

6.- Si trabaja fuera puede ahorrarse hasta 60.100 euros

Aquellos que trabajan en el exterior como personal desplazado pueden beneficiarse de las ventajas fiscales. Los rendimientos obtenidos hasta un límite máximo de 60.100 euros anuales por los trabajos realizados para empresas radicadas en el extranjero están exentos de tributación. Esta deducción se podrá aplicar siempre y cuando en el territorio en el que se realicen estos trabajos se aplique un impuesto similar al del IRPF y no se trate de un país catalogado como paraíso fiscal. Esta exención está destinada a desplazamientos temporales, es decir, para los que aún mantengan su residencia fiscal en España.

7-. La solidaridad se premia

Gestha recomienda a los contribuyentes conservar cualquier justificante de importe donados a entidades solidarias, ya que también deducen, así como las cuotas sindicales, los gastos de defensa jurídica contra empleador y los colegios profesionales con carácter obligatorio.

Animan a los declarantes a donar a ONGs o fundaciones para desgravarse un 75% de los primeros 150 euros donados y un 30% para el resto de sus aportaciones. Esto puede aumentar al 35% si la cantidad donada no ha disminuido en los últimos tres años. Si se donan bienes, están exentas las ganancias patrimoniales generadas. Por donativos a fundaciones y asociaciones no acogidas a la Ley 49/2002 es posible deducirse un 10%. .

8.- Y la ideología, también

Las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos suponen una deducción del 20% limitada a un máximo de 600 euros.

9.- Planes de Ahorro

La inversión por aportación se limita a 5.000 euros al año. Y los planes sólo pueden hacerse efectivos por el total en forma de capital. Para que exista una exención de los rendimientos positivos es necesaria una permanencia de al menos cinco años desde la primera aportación. Asimismo, el beneficio se pierde si se hace cualquier disposición antes de ese plazo.

Sin embargo, debido a que los tipos de interés actualmente son bajos, hacer una inversión de 5.000 euros al año y a un tipo de interés anual estimado del 2%, podría conseguir 100 euros de interés. Cuando se hayan depositado 25.000 euros a los cinco años, se podrán acumular 1.540 euros en ese periodo si los tipos de interés siguen siendo los mismos. En ese periodo, el beneficio fiscal real sería de 292 euros.

El escaso beneficio fiscal hacen que estos no sean atractivos, al menos con los tipos actuales, salvo para los que quieran incrementar sus ahorros a muy largo plazo y con un producto seguro sin altas rentabilidades.

10.- Incentivos para emprendedores

Los amigos y familiares en tercer grado del emprendedor y que quiera constituir su propia empresa tienen una recompensa fiscal. Ésta, denominada ‘business angels’ beneficia a las personas interesadas en aportar capital para el inicio de una actividad para que se puedan crear nuevas sociedades incorporando a su accionariado, dentro de los tres años desde su constitución, a estos inversores que deben mantener su participación entre tres y doce años.

Al salir de la sociedad, se fija una exención total de la plusvalía siempre y cuando se reinvierta en otra entidad nueva o de reciente creación. Permite deducir adicionalmente hasta 799 euros de media siempre que se invierta 3.995 euros. Se trata de la deducción más rentable tras los planes de pensiones y las deducciones por vivienda habitual.

Abrir el chat