25 países aspiran a ser incluidos en la "lista negra" única de la Unión Europea

25 países se enfrentan a ser inscritos en una lista negra de paraísos fiscales que sea única para todos los miembros de la Union Europea como una medida enérgica contra la evasión agresiva.

El borrador de la lista, compilado por el grupo del Código de Conducta del Consejo Europeo (COC), compuesto por expertos fiscales de cada estado miembro de la UE, incluye 25 países. Sin embargo, es probable que al menos cuatro (Panamá, Samoa, Guam y las Islas Marshall) sean eliminados después de haberse comprometido a colaborar y hacer reformas internas.

Otros también pueden seguir los pasos de los anteriores cuando si el grupo de expertos recibe cualquier otro compromiso de cambio. Los países afectados por los grandes huracanes del verano en el Atlántico y el Caribe tienen hasta febrero para dar una respuesta.

Pero Bruselas está interesada en garantizar que los intereses políticos nacionales no influyan en los ministros de finanzas de la UE cuando finalicen la lista el martes.

Los estados miembros de la UE aún deben decidir cuándo se actualizará la lista, cómo harán un seguimiento de los avances en las reformas prometidas y qué sanciones se impondrán a los países incluidos en la lista negra.

Los funcionarios dicen que los países han estado luchando para prometer reformas y así evitar ser incluidos en la lista. Además del daño a la reputación, la legislación vigente y prevista de la UE tiene implicaciones prácticas para las jurisdicciones incluidas en listas negras, como la imposición de requisitos adicionales de divulgación financiera a las multinacionales que realizan negocios con ellas.

Objetivo: permanecer fuera de la lista negra

Para permanecer fuera de la lista, los países deben cumplir tres criterios o prometer la reforma de sus sistemas tributarios. Las naciones deben tener reglas fiscales justas, que la UE define como no ofrecer facilidades que permitan a las empresas mover ganancias para evitar gravámenes. También deben cumplir con los estándares de transparencia que establece la OCDE y el intercambio automático de información e implementar medidas contra el cambio de beneficios establecidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

La Comisión Europea ha ejercido presión sobre el consejo para garantizar que la lista sea exhaustiva y que los detalles de las promesas de reforma hechas por los que se comprometieron a cambiar se hagan públicos para garantizar la transparencia.

Las autoridades internacionales han publicado anteriormente listas negras similares, pero la mayoría ha luchado por la credibilidad.

La lista de paraísos fiscales de la OCDE publicada en junio de 2016 contenía solo un país: Trinidad y Tobago.

Diferentes expertos de la Organización Oxfam, afirmaron que dicha lista debería contar con 35 países, incluidos varios miembros de la UE como Irlanda, Luxemburgo, los Países Bajos y Malta. El proceso de COC no ha considerado a los miembros de la UE en su análisis.

Un intento de crear una lista negra de la UE en el 2015 basada en aquellas jurisdicciones compiladas por estados miembros individuales fue objeto de interferencia política, ya que los países que intentaban evitar la inclusión presionaron a los gobiernos nacionales para que los excluyeran de sus listas originales.

El grupo de COC advirtió a 53 jurisdicciones en el otoño que corrían el riesgo de ser incluidas en la lista. La evaluación inicial identificó a 92, a quienes se les pidió en febrero que proporcionaran información adicional.

Abrir el chat