La UE inicia una investigación al tratamiento fiscal de Ikea en Países Bajos

La Comisión Europea anunció el 18 de diciembre que había decidido iniciar una investigación a fondo sobre el tratamiento fiscal de los Países Bajos de Inter IKEA, uno de los dos grupos que operan el negocio de IKEA.

La Comisión afirma que le preocupa que dos fallos impositivos holandeses hayan permitido a Inter IKEA pagar menos impuestos y otorgar al grupo una ventaja injusta sobre otras compañías, lo que infringiría las normas de la UE sobre ayudas estatales.

La comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, indicó: “Todas las empresas, grandes o pequeñas, multinacionales o no, deben pagar su parte justa de impuestos. Los estados miembros no pueden permitir que determinadas empresas paguen menos impuestos al permitirles cambiar artificialmente sus ganancias a otro lugar”.

A principios de la década de 1980, el modelo comercial de IKEA se transformó en un modelo de franquicia. Desde entonces, ha sido el grupo Inter IKEA el que opera el negocio de franquicias de IKEA, utilizando el “concepto de franquicia de IKEA”. Según la Comisión, lo que esto significa más concretamente es que Inter IKEA no es propietaria de las tiendas IKEA; todas las tiendas IKEA en todo el mundo pagan una tarifa de franquicia del tres por ciento de su facturación a Inter IKEA Systems, una filial del grupo Inter IKEA en los Países Bajos. A cambio, las tiendas de IKEA tienen derecho a usar, entre otras cosas, la marca IKEA, y recibir conocimientos para operar y explotar el concepto de franquicia de IKEA.

Bajo tales acuerdos, Inter IKEA Systems en los Países Bajos registra todos los ingresos de las tarifas de franquicia de IKEA en todo el mundo recogidas de las tiendas IKEA. La investigación de la Comisión se refiere al tratamiento fiscal de Inter IKEA Systems en los Países Bajos desde 2006. La Comisión dijo que sus investigaciones preliminares indican que dos resoluciones fiscales, otorgadas por las autoridades neerlandesas en 2006 y 2011, han reducido significativamente los beneficios imponibles de Inter IKEA Systems en los Paises Bajos.

En relación con el tax-ruling de 2006, la Comisión observó que Inter IKEA Systems pagó un arancel anual a I.I. Holding en Luxemburgo. Esta disposición fue respaldada por el fallo impositivo de 2006, y como resultado, una parte significativa de los beneficios de franquicia de Inter IKEA Systems se cambiaron de Inter IKEA Systems a I.I. Holding en Luxemburgo, donde no estaban sujetos a impuestos, porque este holding formaba parte de un régimen fiscal especial y, en consecuencia, estaba exenta del impuesto de sociedades en Luxemburgo.

En julio de 2006, la Comisión concluyó que el régimen fiscal especial luxemburgués era ilegal en virtud de las normas de la UE en materia de ayudas estatales y exigió la derogación total del régimen antes del 31 de diciembre de 2010. No era necesario recuperar ninguna ayuda ilegal de I.I. Holding porque el régimen fue otorgado bajo una ley de Luxemburgo desde 1929, anterior al Tratado CE.

Como tal, este es un elemento histórico del caso y no parte de la investigación, dijo la Comisión.

Sin embargo, como resultado de la decisión de la Comisión, I.I. Holding debió haber comenzado a pagar impuestos corporativos en Luxemburgo a partir de 2011, señaló la Comisión. En cambio, en 2011, Inter IKEA cambió la forma en que estaba estructurado. Como resultado, el fallo fiscal de 2006 ya no era aplicable. Inter IKEA Systems compró los derechos de propiedad intelectual anteriormente propiedad de I.I. Holding, y, para financiar esta adquisición, Inter IKEA Systems recibió un préstamo intercompañía de su empresa matriz en Liechtenstein.

Las autoridades neerlandesas emitieron una segunda sentencia fiscal en 2011, que refrendó el precio pagado por Inter IKEA Systems por la adquisición de la propiedad intelectual. También refrendó el interés que se pagaría en virtud del préstamo intercompañía a la casa matriz en Liechtenstein, y la deducción de estos pagos de intereses de los beneficios imponibles de Inter IKEA Systems en los Países Bajos.

Como resultado de los pagos de intereses, una parte significativa de los beneficios de la franquicia de Inter IKEA Systems después de 2011 se traspasó a su matriz en Liechtenstein.

La Comisión dijo que considera en esta etapa que el tratamiento respaldado en las dos resoluciones tributarias puede haber dado lugar a beneficios fiscales a favor de Inter IKEA Systems, que no están disponibles para otras empresas sujetas a las mismas normas tributarias nacionales en los Países Bajos.

La Comisión investigará ahora el tratamiento fiscal de Inter IKEA Systems en virtud de ambas resoluciones fiscales, específicamente para:

  • Evaluar si la tarifa anual de licencia pagada por Inter IKEA Systems a I.I. Holding, endosada en el fallo impositivo de 2006, refleja la realidad económica. En particular, evaluará si el nivel de la tarifa anual de la licencia refleja la contribución de Inter IKEA Systems al negocio de la franquicia.
  • Evaluar si el precio acordado por Inter IKEA Systems para la adquisición de los derechos de propiedad intelectual y, en consecuencia, el interés pagado por el préstamo intercompañía, respaldado en el fallo impositivo de 2011, refleja la realidad económica. En particular, la Comisión evaluará si el precio de adquisición refleja adecuadamente la contribución realizada por Inter IKEA Systems al valor del negocio de franquicia, y el nivel de interés deducido de la base tributaria de Inter IKEA Systems en los Países Bajos.