La responsable de la Unidad Central de Coordinación de Hacienda en materia de Delito Fiscal, Caridad Gómez Mourelo, ha declarado ante el Juzgado de Primera Instancia número uno de Pozuelo de Alarcón que el fraude atribuido al futbolista del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, cifrado en casi 15 millones de euros, es “importantísimo”. La Agencia Tributaria pide para éste el ingreso en prisión ya que afirman que contribuyentes con imputaciones mucho menos graves se encuentran en la cárcel en estos momentos.

“Sinceramente, tenemos personas en prisión por haber dejado de pagar 125.000 euros”, destacó Gómez Mourelo en su comparecencia. Según la responsable, “la falta de declaración” a Hacienda en el caso de Cristiano Ronaldo con los “recargos e intereses de demora”, suma una “cuantía importantísima”.

Asimismo, destacó que la evasión fiscal cometida por el futbolista, de al menos cuatro delitos fiscales que suman 14.7 millones de euros, es completamente voluntaria. Por lo que, rechaza que haya una discrepancia técnica que deba ser resuelta en el ámbito administrativo como sostiene la defensa de delantero portugués, liderada por José Antonio Choclán.

Caridad Gómez Mourelo señala que Cristiano Ronaldo ha utilizado “testaferros y paraísos fiscales” para la tributación de sus derechos de imagen; que su conducta ha estado presidida por la “opacidad” y que “el escenario” que se planteó el mismo al disponer de una estructura societaria offshore en las Islas Vírgenes Británicas era el de que “esto no se va a detectar”.

La jefa responsable de Hacienda considera que el jugador utilizó su sociedad offshore en Islas Vírgenes Británicas por dos motivos: “Primero, basándose en que “creo que no se van a enterar de que es mía y, por lo tanto, ya veré cuánto declaro, ya me lo administraré. Porque es muy difícil que me lo vayan a controlar. “Y segundo, “como instrumento para que el cobro se haga a ella y, por tanto, si se efectúan preguntas a los posibles clientes que compran esos servicios y esos derechos de imagen, que nunca lo liguen a esta persona. O sea, obviamente con una finalidad de ocultación y con una finalidad de no tributación en el momento en el que ocurre”, sentenció.

Además, admitió que este caso ha sido analizado con mucha atención por la Agencia Tributaria. Y señaló: “Desde luego es un contribuyente importante cuantitativamente e importante también cualitativamente por el impacto mediático, y es fundamental que exista una coordinación en la forma de asumir los criterios con la que nos enfrentamos a la regularización”.

Abrir el chat