Permanecer 183 días en el extranjero será suficiente para tributar como no residente

La sentencia del Tribunal Supremo ha creado jurisprudencia sobre la forma en que la Agencia Tributaria debe interpretar el domicilio fiscal de los contribuyentes

Resuelve una cuestión polémica: si las salidas esporádicas de España deben computar a la hora de determinar cuál es la verdadera residencia fiscal del contribuyente. Hasta ahora dependía en gran medida de la voluntad de permanencia en el extranjero de la persona en cuestión. Sin embargo, el Tribunal Supremo afirma que esto es un criterio subjetivo. Por ello propone valorar el número de días en el extranjero: la mitad de un año natural.

Surge así el concepto de “ausencias esporádicas” debe atender exclusivamente al dato objetivo de la duración de la estancia fuera del territorio español, sin que pueda tenerse en cuenta la intencionalidad del contribuyente de establecerse de manera ocasional fuera de la geografía nacional. Es decir, lo relevante es si el contribuyente pasa más de la mitad del año fuera de España -183 días- al margen de cuál sea su voluntad.

El caso concreto que ha provocado este revuelo es el de un becario del ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior), que firmó un contrato para trabajar desde el 1 de octubre de 2010 hasta el 30 de septiembre de 2011 en la oficina de esta institucion en Rumanía. El ICEX hizo las correspondientes retenciones fiscales, pero el contribuyente entendió que como no residente en España debía presentar el modelo 210 del Impuesto sobre la Renta de los No Residentes (IRNR) en vez del IRPF, por lo que solicitó las cantidades retenidas por el pagador.

La Agencia Tributaria denegó la devolución solicitada por el becario y concluyó que el reclamante debía tributar en España por el IRPF al no haber podido acreditar su residencia fiscal en el extranjero. El contribuyente reclamó ante el Tribunal Económico-Administrativo Regional, pero este le dio la razón a Hacienda. El becario elevó su reclamación al Tribunal Superior de Justicia de Asturias y este, por el contrario, falló a favor del becario, por lo que la Agencia Tributaria llevó el asunto en casación al Tribunal Supremo, que finalmente ha dictado sentencia favorable al contribuyente.

Si necesita cambiar de residencia fiscal contacte con nuestro equipo de profesionales quienes le podrán ofrecer todo el apoyo y asesoramiento necesario para su caso en particular. Conocerá de primera mano todo lo referente a los distintos modelos de Hacienda para los no residentes (modelo 210) para que los residentes regularicen sus bienes en el extranjero, (modelo 720) o para informar a Hacienda de las operaciones realizadas en paraísos fiscales (modelo 232).

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat