España a la cola del fintech y de las criptomonedas

España se encuentra a la cola del fintech y de las criptomonedas. Las nuevas tecnologías, como el blockchain, el uso de monedas virtuales como el bitcoin, el auge en el uso de tarjetas de crédito y de monederos electrónicas y las ventas por Internet están en el punto de mira de Hacienda.

Para este año, la Agencia Tributaria ha fijado una inspección fiscal para esta clase de negocio digital recogido en el Boletín Oficial del Estado. Mientras existe el Crypto Valley en Suiza, una mina criptográfica para el desarrollo de criptomonedas y el trabajo con tecnología blockchain, y que cientos de países del mundo sean propensos a las fintech, España las quiere demonizar.

De esta forma, nuestro país se encuentra a la cola del fintech y de las criptomonedas. Esto se debe a que según Hacienda, la internet profunda o deep web se utiliza por el crimen organizado para el tráfico y el comercio de todo tipo de bienes ilícitos, como el empleo de criptomonedas tipo bitcoin.

Sin embargo, el uso de las criptomonedas no es ilegal. España quiere acabar con ellas, debido a uno de los usos ilícitos, en vez de dejar vía libre como han hecho otros países europeos como Suiza o Estonia, que concienciados con los riesgos y peligros que tienen, han regulado su uso.

Además, la Agencia Tributaria indica que la cuantía de los pagos con tarjeta ha superado el volumen de retirada de dinero en metálico de cajeros automáticos y que este proceso se acelerará con el uso de monederos electrónicos y de sistemas de transferencias instantáneas. Por ello, impulsarán sistemas de información para prevenir posibles fraudes.

De esta forma, Hacienda vigilará cualquier criptomoneda, ya sea bitcoin  o ethereum, los monederos electrónicos, las ventas por internet y el incremento del uso de las tarjetas de crédito.

Abrir el chat