Luxemburgo exige al regulador de la UE que deje de hablar sobre cambios en las reglas de los fondos

El organismo comercial del Gran Ducado está preocupado de que los gestores de fondos del Reino Unido, que representan casi un quinto de los activos en Luxemburgo, podrían verse severamente obstaculizados por las propuestas de la UE.

Una propuesta de revisión de las regulaciones de gestión de activos por parte del regulador financiero europeo crearía una «doble capa» de costosa supervisión, según ha afirmado un grupo de presión en el mayor domicilio de fondos del continente.

La Asociación de la Industria del Fondo de Luxemburgo ha expresado su enojo por las propuestas para cambiar las reglas que permiten a los administradores de activos basar el personal de selección de valores fuera de la UE mientras domicilian sus productos dentro del bloque.

Luxemburgo es el mayor domicilio de Europa para fondos de inversión y el segundo más grande en el mundo detrás de Estados Unidos.

En julio, la Autoridad Europea de Valores y Mercados sugirió que el regulador nacional de cada estado miembro debería garantizar que los administradores de activos no deleguen partes significativas de la gestión de su cartera en jurisdicciones que no pertenecen a la UE.

Es probable que cualquier cambio en los acuerdos de delegación existentes tenga un impacto significativo en las empresas que establecen fondos en el marco de los OICVM de la UE, lo que les permite delegar la gestión de carteras al personal fuera de la UE, incluidos Estados Unidos y Hong Kong.

Los cambios en los acuerdos de delegación existentes afectarían a los administradores de cartera con sede en Londres, ya que el Reino Unido se clasificaría como un tercer país después de su salida de la UE. Alrededor del 17% de los € 4.1bn en activos administrados en fondos de Luxemburgo provienen de gestores de activos con sede en el Reino Unido.

Camille Thommes, directora general de Alfi, dijo: «No hay evidencia de que se necesiten cambios. La delegación es algo que utilizan los administradores de activos en todo el mundo. El modelo se ha probado durante décadas. Cualquier cambio tendría efectos colaterales en los mercados no pertenecientes a la UE».

Alfi ha intensificado sus esfuerzos, reuniéndose con altos funcionarios de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo para expresar sus preocupaciones. Además, la Comisión publicó propuestas en septiembre para otorgar poderes a Esma para autorizar solicitudes de administradores de activos que deseen externalizar funciones clave a países no pertenecientes a la UE. Esto es actualmente supervisado por los reguladores nacionales.

Thommes dijo que los cambios que le daban a Esma una mayor supervisión de los acuerdos de delegación aumentarían las complejidades y los costos para los administradores de activos, así como también aumentarían el tiempo necesario para el lanzamiento de nuevos fondos.

«Significaría una capa de supervisión de dos niveles», dijo Thommes.

Marc-André Bechet, director legal y fiscal de Alfi, dijo que la asociación también se ha reunido con reguladores no pertenecientes a la UE sobre la postura adoptada por la comisión y Esma. «La gente está monitoreando desarrollos y está haciendo preguntas», dijo.

Abrir el chat