El pasado martes, Tax Justice Network (TJN) publicó el Índice de secreto financiero, una lista de naciones clasificadas en términos de cuán opacas son sus prácticas financieras, y este año Taiwan debuta en el top 10, haciéndose un hueco en el puesto número 8.

Taiwán apareció por primera vez en el índice en 2015, debido a la falta de datos. Las operaciones offshore y el aislamiento político crean un clima fértil para el secreto financiero, según la TJN.

Un análisis exhaustivo de la situación financiera de Taiwán concluyó que “la prominencia de Taiwan en el índice está impulsada por compañías tecnológicas taiwanesas, que a menudo poseen sociedades offshore en Hong Kong e islas del Caribe.

El predominio de Unidades Bancarias en el Extranjero (OBU), estructuras offshore con poca supervisión y un montón de secretismo utilizado para alojar y mover dinero, ayudó a impulsar la participación de Taiwán en operaciones comerciales en el extranjero a principios de la década de 1990, según la TJN. Hoy en día, los OBU se siguen utilizando en Taiwán a un ritmo cada vez mayor.

Uno de los propósitos de la lista de la TJN es destacar la «naturaleza verdaderamente sistemática del secreto y el problema en el exterior». En su sitio web incluye más detalles sobre las soluciones propuestas para la reforma tributaria internacional.

La TJN estima que entre 21 y 32 billones de dólares de la riqueza privada mundial se encuentran en lo que llaman jurisdicciones secretas, un término similar al de paraísos fiscales. El índice analizó 112 países. Suiza entró en primer lugar debido a sus estrictas leyes de secreto bancario y la gama de servicios financieros offshore que ofrece.

Estados Unidos subió de rango en el índice, del sexto en 2013 y tercero en 2015, al segundo lugar este año. La TJN atribuye su ascenso al lavado de dinero, la corrupción y la evasión de impuestos.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat