La OECD afirma que no tiene ningún problema con el sistema fiscal irlandés

Irlanda está siguiendo las reglas e implementando nuevas medidas para prevenir la evasión fiscal multinacional, según la OCDE.

Pascal Saint-Amans, director de política tributaria y administración de la OECD, dijo que el organismo con sede en París no tenía ningún problema con Irlanda y su relación fiscal con empresas internacionales.

Sin embargo, afirmó que, desde el punto de vista de la reputación, el país todavía enfrenta desafíos ya que «las percepciones son difíciles de cambiar».

Se produce pocos días después de que un eurodiputado holandés acusara a Irlanda de piratería fiscal y de robo de la base impositiva de otros países.

Diría que, en cuanto a la reputación, Irlanda todavía enfrenta desafíos ya que las percepciones son difíciles de cambiar, aunque el progreso es real y sustancial», sentenció Saint-Amans a un periódico irlandés

Pero dijo que la decisión tomada por el gobierno anterior de no poner fin al denominado «doble irlandés» hasta 2020 debilitó la posición del país, en lugar de fortalecerlo.

En el Presupuesto 2015, poco más de un año después de que Irlanda fue catalogada como paraíso fiscal por dos senadores estadounidenses de alto perfil, el ministro de Finanzas Michael Noonan anunció el cierre gradual del ‘Doble Irlandés’, que permitía a las empresas cambiar sus ganancias a paraísos fiscales, en uno de los mayores cambios en la estructura de impuestos corporativos de Irlanda desde la década de 1990.

Las nuevas leyes que pusieron fin a la laguna entraron en vigor hace tres años, pero hubo un período de transición para las empresas existentes hasta 2020.

«Yo diría que el advenimiento del ‘doble irlandés‘ en realidad debilitaría a Irlanda en lugar de fortalecerla», dijo Saint-Amans.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat