Facebook y Apple se posicionan como futuros duros competidores de los bancos

Los gigantes tecnológicos con presupuestos de inversión que eclipsan a los de los bancos se están expandiendo hacia los servicios financieros, y es probable que representen una creciente amenaza competitiva para la industria, según el Banco Nacional de Australia (NAB).

El director de operaciones de NAB, Antony Cahill, destacó el jueves la futura ola de competencia que los bancos tendrían que afrontar por parte del sector tecnológico, tal como lo hizo antes con la investigación de la Comisión de Productividad sobre la Competencia en las Finanzas analizando el mercado de las fintech.

Cahill dijo que además de la competencia «verdaderamente intensa» que enfrentan actualmente los bancos, los prestamistas eran «muy conscientes» del crecimiento y la aparición de nuevos rivales. Estos potenciales rivales incluyen tecnología financiera o firmas de «fintech«, y empresas como Apple y Facebook.

«Si bien buscamos oportunidades para trabajar con empresas de nueva creación, fintechs y tecnologías emergentes, donde hay oportunidades para crear nuevas experiencias para los clientes, somos muy conscientes de que la mayoría de estos nuevos actores probablemente actuarán como competidores directos», aseguró Cahill en una declaración.

También están viendo a los gigantes tecnológicos globales, como Apple y Facebook, cómo avanzan hacia los servicios financieros, particularmente dentro del entorno de pagos a través de servicios como Apple Cash y Facebook Messenger.

Estos gigantes tecnológicos son verdaderamente negocios globales, son mucho más grandes que cualquier banco australiano y tienen presupuestos multimillonarios que hacen que la capacidad de inversión de cualquier empresa australiana sea menor.

Después de que Westpac destacó los decrecientes rendimientos el miércoles , el Commonwealth Bank y el NAB el jueves se hicieron eco de este argumento y señalaron una reciente pérdida de participación en el mercado.

El director financiero de CBA, Rob Jesudason, dijo que en los últimos 12 meses, los principales bancos habían perdido participación en el mercado de prestamistas regionales y no bancarios en hipotecas, y la competencia también se estaba centrando en otros productos.

Abrir el chat