Países Bajos responde a la decisión fiscal de la Unión Europea

El gobierno holandés planea modificar la legislación fiscal en respuesta a un fallo reciente del Tribunal de Justicia Europeo (TJCE).

El gobierno anunció el 22 de febrero que las medidas legislativas de «emergencia» se introducirán en el parlamento en el segundo trimestre de 2018, pero entrarán en vigor a partir del 25 de octubre de 2017, cuando un abogado general del TJUE emitió una decisión similar sobre el caso.

El 22 de febrero, el TJUE dictaminó que el derecho de una empresa holandesa a la libertad de establecimiento en virtud de la legislación de la UE se negó cuando los Países Bajos negaron una deducción por intereses pagados por un préstamo otorgado por su matriz sueca en la filial neerlandesa X BV

En este caso, X BV, una sociedad offshore holandesa que formaba parte de un grupo sueco, había comprado acciones de una filial italiana del grupo  a través de una aportación de capital en una empresa italiana recién formada utilizando fondos prestados de la empresa matriz sueca. El caso giraba en torno a la denegación por parte de la autoridad fiscal neerlandesa de una deducción de intereses reclamada por X BV en su declaración de impuestos de 2004 con respecto a los intereses pagados por el préstamo de la matriz sueca.

La autoridad fiscal denegó la deducción basándose en que según el artículo 10 de la Ley neerlandesa del impuesto de sociedades, los intereses sobre préstamos entre entidades relacionadas no pueden deducirse si el préstamo se refiere a una aportación de capital, en particular en forma de compra de acciones. una entidad relacionada.

En disputa de la denegación de la deducción, X BV argumentó que la deducción habría sido tratada de manera diferente si la transacción en cuestión hubiera sido realizada entre entidades residentes holandesas con una matriz holandesa bajo el régimen de unidad fiscal del país. Esto se debe a que las empresas que optan por ese plan tributan conjuntamente a nivel de la empresa matriz. En consecuencia, los enlaces de patrimonio mutuo, como la aportación de capital de una sociedad matriz a su filial, dejan de existir a efectos impositivos como resultado de la consolidación.

X BV argumentó, por lo tanto, que esta diferencia en el tratamiento fiscal constituía una violación de la libertad de establecimiento en virtud de la legislación de la UE.

El gobierno holandés respondió que la diferencia de trato se justifica por la necesidad de salvaguardar la asignación del poder de imposición de impuestos entre los estados miembros. En segundo lugar, dijo que la denegación de la deducción se derivaba de la necesidad de garantizar la coherencia del sistema impositivo neerlandés. Y en tercer lugar, sostenía que limitar el uso de la deducción de intereses era una herramienta necesaria para combatir la evasión fiscal.

Sin embargo, en su sentencia, el TJUE desestimó los argumentos del Gobierno, concluyendo que las normas fiscales neerlandesas en cuestión no tienen en cuenta el lugar de imposición de los ingresos que componen los intereses pagados y, por lo tanto, al determinar qué estado se beneficia de ese tributo. En el segundo punto, el tribunal dijo que el Gobierno no había hecho una afirmación lo suficientemente sólida de que la coherencia del sistema de unidad fiscal se vería comprometida si la deducción de intereses con respecto a un préstamo destinado a financiar la compra de acciones en un país no subsidiaria residente fueron permitidos. El TJUE también dijo que no había justificación para denegar la deducción fiscal con el argumento de evitar la evasión fiscal, ya que el Gobierno no ha intentado demostrar que la diferencia en el tratamiento fiscal se basa en la intención de prevenir el abuso.

El tribunal afirmó que: «Los artículos 49 y 54 del TJUE deben interpretarse en el sentido de que excluyen la legislación nacional, como la controvertida en el procedimiento principal, según la cual una empresa matriz establecida en un Estado miembro no puede deducir intereses respecto de una préstamo obtenido con una empresa vinculada para financiar una aportación de capital a una filial establecida en otro Estado miembro, mientras que si la filial estuviera establecida en el mismo Estado miembro, la empresa matriz podría acogerse a dicha deducción formando un sistema integrado fiscalmente. entidad con él «.

Abrir el chat