[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Aunque parezca impensable para los ciudadanos de Estados Unidos, hay muchos países en el mundo que ofrecen a los residentes el beneficio un inexistente o muy bajo impuesto a la renta. Sin embargo, antes de comenzar a hacer su maleta y viajar al extranjero para disfrutar de una vida libre de impuestos, tenga en cuenta que los impuestos estadounidenses se basan en la ciudadanía, no en la residencia.

Es decir, que independientemente de en qué paraíso fiscal se base, todavía está sujeto a las reglamentaciones impositivas de EEUU. Como ciudadano de los EEUU, está obligado a informar al gobierno de los ingresos y activos que tenga o haya ganado en el extranjero, y se le aplicarán los impuestos correspondientes.

Pero, no todas son malas noticias. Hay muchas formas en que aún podría reducir significativamente la cantidad de impuestos que paga, a través de alguno de las siguientes jurisdicciones offshore:

  1. Las Bahamas

Durante mucho tiempo, las Bahamas han sido el destino favorito de los amantes del clima cálido. La isla ofrece más de 300 días de sol al año.

Bahamas ofrece cero impuesto a la renta, impuesto a las sociedades, impuesto a las ganancias de capital e impuesto al patrimonio. Solo tiene que obtener la residencia, en lugar de la ciudadanía, para acceder a los beneficios libres de impuestos. Aunque hay varias formas de obtener la residencia, a través de la compra de una propiedad de al menos 1.5 millones de dólares hace que el proceso sea más rápido.

  1. Mónaco

Mónaco es uno de los destinos turísticos más populares de la Riviera francesa. A pesar de su diminuto tamaño, este principado rezuma brillo y glamour. El puerto rebosa de impresionantes yates propiedad de ricos y famosos, y lujosos vehículos recorren las calles bordeadas de palmeras.

Una de las principales razones de su estatus como un imán para los ricos es su política de no imponer impuestos sobre la renta. Para convertirse en residente de Mónaco, debe obtener una tarjeta de residencia temporal, que le permitirá vivir en Mónaco durante 12 meses. Pero solo necesita vivir en Mónaco durante tres meses de ese año para mantener su residencia.

  1. Emiratos Árabes Unido

Formados por una alianza de siete regiones individuales, cada una con su propia monarquía absoluta, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) son uno de los centros económicos más ricos del Medio Oriente. El país goza de una reputación opulenta.

La vida en Emiratos resulta muy atractiva para los extranjeros. La razón principal de esto es la falta de impuesto a las ganancias, además de los altos salarios y las buenas oportunidades de trabajo. Sin embargo, recientemente, Emiratos Árabes Unidos ha implementado el impuesto indirecto y lanzaron un impuesto al valor agregado (IVA) a principios de 2018, lo que significa que el costo de la vida aumentará, aunque sea levemente.

  1. Bermudas

Bermuda es conocida por sus playas de arena rosa, increíbles refugios de buceo y por compartir su nombre con el misterioso y contencioso Triángulo de las Bermudas.

Como un centro financiero offshore establecido, Bermuda tiene una próspera industria financiera que atrae a muchos extranjeros. No tiene ningún impuesto a la renta, pero existe un impuesto a la nómina vigente, del cual las compañías pueden pasar hasta un 6% al empleado. Sin embargo, el costo de la vida en Bermudas es exorbitantemente alto.

  1. Islas Vírgenes Británicas

Ubicadas en el Caribe, las Islas Vírgenes Británicas están formadas por cuatro islas principales y alrededor de 50 cayos e ínsulas más pequeñas que incluyen algunas de las más exclusivas de la región.

Prácticamente no se aplican impuestos en Islas Vírgenes Británicas, lo que significa que no hay impuesto sobre las ganancias de capital, impuesto a la herencia, el impuesto sobre el patrimonio y el impuesto sobre sociedades. Aunque técnicamente existe un impuesto sobre la renta, las tasas se establecen en cero, lo que hace que sea nulo. Sin embargo, obtener la residencia en Islas Vírgenes Británicas no es un proceso fácil. Debe haber vivido dentro del territorio durante 20 años. También solo se le permite salir del territorio por un máximo de 90 días por año a menos que sea por educación o debido a una enfermedad.

Si desea más información sobre la fiscalidad de alguno de estos paraísos fiscales, o sobre Andorra, un destino de moda, consúltenos. Recuerde, la primera consulta con nuestros asesores expertos es gratuita y sin compromiso.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Abrir el chat