[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Funcionarios de los territorios de ultramar de Gran Bretaña y las Dependencias de la Corona dijeron que estaban dispuestos a cooperar con la última investigación del gobierno de Reino Unido sobre evasión y elusión fiscal. Sin embargo, algunos expresaron sorpresa ante esta decisión.

Señalaron una serie de recientes regulaciones, incluido CRS (Common Reporting Standard), un régimen de intercambio automático de información que ha entrado en vigor a nivel mundial, así como nuevas y pendientes normas adicionales sobre los registros de beneficiarios reales y la Revisión de distribución minorista de Reino Unido, que según ellos, ha transformado en los últimos años la industria de servicios financieros offshore.

El Comité de Políticas y Recursos de los Estados de Guernsey, señaló que el Consejo de Ministros de Finanzas de la UE (ECOFIN) había reafirmado que Guernsey era una jurisdicción cooperativa con respecto a los impuestos, tras una investigación contra los principios de transparencia fiscal y BEPS, el traslado de beneficios y la erosión de la base imponible, y que se habían comprometido con la iniciativa anti-BEPS de la OCDE y con la convención multilateral.

Además, Guernsey se había comprometido a abordar ciertas preocupaciones relacionadas con requisitos de sustancia económica con respecto al análisis de impuestos justos, pero el Foro Global de la OCDE había evaluado los estándares de transparencia tributaria de la jurisdicción en general, y encontró que excedían el estándar requerido. Guernsey también cumple con los estándares internacionales con respecto al intercambio de información sobre beneficiarios reales, y en 2017 fue más allá al establecer un registro de beneficiarios reales y establecer acuerdos para compartir esta información con las autoridades policiales del Reino Unido.

Estas y otras declaraciones de otras jurisdicciones offshore británicas se produjeron cuando el subcomité del Tesoro del Parlamento británico anunció la semana pasada una «investigación de elusión y evasión de impuestos  sobre qué progresos se habían realizado para reducir la cantidad de impuestos perdidos por evasión offshore, y si HM Revenue & Customs actualmente tiene los recursos, habilidades y poderes necesarios para lograr un cambio real en el comportamiento de los evasores de impuestos, y aquellos que se benefician al ayudarlos.

El conocimiento de esta investigación se realzó aun más con la publicación en el periódico The Guardian de un artículo de John Mann, parlamentario del Partido Laborista. En este artículo, éste señaló que las Islas Vírgenes Británicas, Jersey, Guernsey, la Isla de Man, Islas Bermudas e Islas Caimán, está en la lista negra de paraísos fiscales de la Unión Europea por ser jurisdicciones fiscales que no cooperan, y agregó que “deberíamos considerarlo como una vergüenza nacional que las dependencias de la Corona y los Territorios de Ultramar que enarbolan nuestra bandera protejan la riqueza de la élite financiera mundial”.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Abrir el chat