Comprar una sociedad ya creada

La aletargada y pesada burocracia necesaria para la creación de una sociedad, desmotiva y mucho a emprendedores y empresarios que quieren iniciar una nueva aventura económica y empresarial. Eternos trámites que se complican aún más cuando la sociedad que se quiere crear está emplazada en algún lugar fuera de España.

La diferencia de idiomas, el desconocimiento de los trámites necesarios, la falta de orientación cara a poder llevarlos a cabo y, por supuesto, la distancia geográfica hace que muchos empresarios y emprendedores decidan comprar una sociedad ya creada en España a regañadientes, cuando lo que quieren es contemplar las posibilidades que el mercado exterior tiene para su negocio.

¿Qué hacer en estos casos? Comprar una sociedad ya creada en el extranjero con unos asesores experimentados que hagan la entrega de esta sociedad como si se tratara realmente de un “llaves en mano”. Y es que aprovechar las oportunidades que el mercado internacional pone a disposición de los más emprendedores es algo que merece la pena tener en cuenta.

Reino Unido, por ejemplo, es uno de los países con las sociedades creadas más populares y tentadoras, además de más fácil adquisición. Por ejemplo, comprar una sociedad ya creada en Reino Unido supone empezar a operar en este país del norte de Europa en un tiempo récord sin necesidad de esperar largas jornadas de trámites que, en ocasiones, llegan a desmotivar.

Comprar sociedades

¿Qué clases de sociedades creadas pone a disposición del público, Reino Unido? Por una parte las de capital desembolsado, aquellas solamente con capital nominal pero sin desembolso efectivo, toda una ventaja para aquellos que no quieren realizar grandes inversiones.

Las sociedades creadas en Reino Unido más recurrentes son las de responsabilidad limitada. Y es que, las leyes corporativas británicas ofrecen una mayor protección para los accionistas más que en otras jurisdicciones europeas. Todas ellas, están caracterizadas por bajos impuestos. El impuesto corporativo  es de tan sólo el 21% hasta un beneficio neto de 300.000 libras y del 28% para beneficios superiores.

Foster Swiss es el perfecto intermediario para la adquisición de sociedades ya creadas en Europa y en especial en Reino Unido, país donde la presencia de un notario para muchas de las operaciones es inexistente. Y donde el anonimato de los que en ellas participan es una de las partes más importantes.

 

About Foster Swiss

Dejar un comentario

Free WordPress Themes, Free Android Games
Idiomas/Languages