Apertura de cuenta bancaria para grandes ahorradores y empresas en Suiza

Foster Swiss  le da la oportunidad de asesorarle y ayudarle en todos los trámites necesarios para la apertura de una cuenta bancaria destinada a grandes ahorradores y empresas en Suiza. Detrás de estas cuentas, se encuentran bancos seguros, estables y con muchos años de experiencia que funcionan de forma legal y correcta respecto a la legislación vigente suiza.

¿Qué necesita? Para abrir una cuenta bancaria para sus ahorros esta debe partir de un ingreso inicial de entre 10.000 y 15.000 euros. Si en cambio, usted decide abrir una sociedad en Suiza, debe saber que el saldo mínimo exigido gira en torno a los 25.000 euros.

La apertura de una cuenca bancaria en Suiza le da la oportunidad de tener una tarjeta anónima para que, con ella, usted pueda sacar dinero desde el cajero más próximo a su casa o desde cualquier parte del mundo. Eso sí, su cuenta bancaria en Suiza nunca puede tener un saldo mínimo de 5.000 euros para poder garantizar su sostenibilidad. Los gastos de mantenimiento de la misma, son de 360 francos suizos anuales.

Estas cuentas bancarias son cuentas multidivisa, es decir, permiten ingresos en la cuenta de varios tipos de moneda como son, por ejemplo, euros, dólares, francos suizos y con ella, usted puede cambiar de moneda sin gastos. Esto le ayudará a operar en diferentes mercados sin ningún tipo de problema.

Foster Swiss le ayuda a crear dicha cuenta con una ligera comisión por llevar a cabo todos los trámites necesarios. Con estas cuentas bancarias en Suiza, usted podrá disponer de los ahorros seguros de su empresa en un banco seguro de total confianza.

Apertura de cuentas de valores para comprar bonos o acciones

Desde Foster Swiss nos ocupamos de la creación de cuentas de valores para nuestros clientes con el objetivo de que éstos puedan comprar bonos o acciones que se caracterizan por su baja tributación. Estas cuentas de valores son unos depósitos que se realizan con el banco en cuestión y éste adquiere el compromiso de custodiarlos y devolverlos siempre que el cliente reclame dichos títulos.

Con las cuentas de valores, los clientes pueden operar en el mercado español y en las bolsas internacionales, además de operar, por ejemplo, con fondos. Obviamente dicha cuenta de valores encaminada a la compra de bonos o a la compra de acciones siempre irá vinculada a una cuenta corriente. Y con ella, el inversor tributará IRPF por la venta más tarde de las acciones y por el cobro de dividendos. Cabe recordar que la compra de acciones no tiene otra incidencia fiscal que la que se refiere al Impuesto sobre el Patrimonio.

Foster Swiss garantiza al inversor la obtención de rentabilidad cuando compra y venda las acciones al repartir los dividendos entre los socios o acciones o si decide vender los llamados derechos de suscripción. Se trata de un producto complejo donde es obligatorio que el cliente quede bien asesorado para obtener rentabilidad en el proceso de apertura de dicha cuenta de valores, compra de acciones y bonos y su posterior venta, si así lo decide.

About Foster Swiss

Dejar un comentario

Free WordPress Themes, Free Android Games
Idiomas/Languages