¿Cómo crear un holding en Europa?

By 16 enero, 2019 Holding No Comments

Gracias a nuestro equipo de consultores internacionales, la posibilidad de crear un holding en Europa está cada vez más cerca de usted que nunca. Y en un tiempo récord. Para poder llevar a cabo un conglomerado de empresas o holding, que dependen de una principal que a su vez posee la totalidad o parte significativa de sus acciones, hay que tener en cuenta de que existen diferentes tipos de estos holdings.

Por ejemplo, algunos, están constituidos por empresas que se dedican a una misma actividad con objeto de controlar el mercado. Esto puede llevarles a realizar algo parecido a un monopolio. También se da el caso de que lo forman grupos de empresas que se dedican a distintas actividades y donde unan proporcionan a otras los productos que necesitan.

Crear un holding en Europa está lleno de ventajas, entre ellas que sus propietarios se liberan de este modo de la dependencia de las fluctuaciones del mercado, también se benefician de interesantes incentivos fiscales y, además, pagan menos impuestos. ¿Y por qué? porque el holding como sede es quien tributa por el global de la actividad provocando el correspondiente ahorro de los demás.

Tener un holding también permite llegar a más sectores y son de rápida integración, con el fin de obtener el control de todas las fases productivas en la elaboración de un determinado producto. Los holdings son una herramienta positiva a la hora de gestionar el patrimonio familiar y las diferentes sociedades.

Crear un holding en Europa no solo supone tributar por régimen consolidado, sino también el aprovechamiento de las pérdidas y créditos fiscales, entre las distintas sociedades que componen el grupo, facilitar la reinversión, elimina la tributación provocada por la distribución de dividendos y se elimina la tributación derivada de la aplicación obligatoria del Régimen de Transparencia Fiscal.

Ventajas fiscales de los trusts

Foster Swiss también le asesora en la creación de un trust o una fundación. Sin embargo en este hay que tener claras varias cosas. El trust o la fundación no forman parte nunca del patrimonio del beneficiario, es decir, que éste no tiene derecho alguno económicamente sobre el trust o la fundación.

Los ingresos que el beneficiario reciba de ellos se consideran como donativos y, por lo tanto, tributarán por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones como si de un extraño se tratara.

Hay que tener en cuenta que:

  • El trust es una especie de contrato (de hecho son dos actos jurídicos unilaterales).
  • El trust ni crea ni tiene personalidad jurídica alguna.
  • Existe una verdadera transferencia de bienes (aunque dichos bienes no se integren en el resto del patrimonio del «trustee»).
  • El principal derecho del beneficiario frente al «trustee» es de carácter personal –y no real–.
  • El beneficiario no tiene derecho alguno sobre los bienes del «trust» (si bien tiene «intereses» sobre dichos bienes y derechos frente al «trustee»).
  • El «settlor» –constituyente del «trust»– no tiene ningún derecho frente al «trustee» (por supuesto, salvo que dicho «settlor» se designe como beneficiario a sí mismo).

Luxemburgo, VBI, Caimán, Bahamas son algunas de las jurisdicciones dónde  podemos crear empresas holding, sociedades propietarias de acciones, instrumentos de inversión alternativa (sicav).

En Foster Swiss cubrimos todos los trámites pertinentes para establecer la sociedad y las licencia consiguiendo muy bajas tributaciones 0,30% a 1%. Funds, estructura para canalizar los fondos de muchos ahorradores para realizar inversiones en objetivos comunes, inmobiliarios, mobiliarios

 

About Foster Swiss

Dejar un comentario

Free WordPress Themes, Free Android Games
Idiomas/Languages