Pasos para abrir una Fundación

En Foster Swiss nuestro experimentado equipo de profesionales formados en las instituciones más valoradas y prestigiosas del mundo, les ayudan a poder abrir una fundación en el país del mundo que usted desee. Déjese acompañar en esta nueva etapa por el asesoramiento de un equipo de consultores con sedes principales en Madrid y Ginebra, que le ayudarán en todos los trámites necesarios para que usted no tenga que preocuparse de nada.
Y es que crear una fundación en un país del mundo es una tarea fácil y nada complicada, a nivel de trámites burocráticos que deben realizarse para su puesta a punto. Además, descubrirá un interesante mundo de beneficios fiscales y económicos que le ayudarán a proseguir con el trabajo de su Fundación cumpliendo sin dificultad la misión y los valores de la misma.
Puede elegir entre crear una fundación en Panamá, crear una fundación en Anguila, Belice, Liechtenstein, crear una fundación en Bahamas o en Nevis. Pregúntenos. Estudiamos qué tipo de fundación y qué punto geográfico es mejor para sus intereses y su trabajo, una fórmula utilizada por la nobleza y la aristocracia europea y americana desde hace décadas.
Se tratan de fundaciones de carácter privado y totalmente lícitas, pese a que en la actualidad multitud de casos y conductas poco honestas han podido embrutecer la popularidad de estas. Reguladas bajo mecanismos de protección de bienes, su puesta a punto se realiza en un corto espacio de tiempo. Nosotros le ayudamos a empezar crear una fundación en Europa o América. Infórmese.

Abrir una fundación en Panamá

Panamá es uno de los países que presentan mejores perspectivas económicas tanto en el presente como a un corto y medio plazo. Una de las mejores economías latinoamericanas que no solo ofrece a los españoles y a todo aquel interesado en abrir empresas en Panamá y favorecerse de las ventajas fiscales que este estado ofrece, sino también en la posibilidad de abrir, sin tener por ello que desplazarse hasta allí, el abrir fundaciones en Panamá y en un tiempo récord.
Y es que las fundaciones de Panamá están consideradas como una de las mejores para proteger los activos, legalmente están desposeídas de dueños y gozan de gran prestigio en el mismo país.  Abrir una fundación en Panamá permite la posesión de inmuebles, yates, vehículos… y un dinero perteneciente a una cuenta de la misma fundación.
Abrir una fundación de Panamá que nace a partir de la donación de un patrimonio de una persona o entidad que recibe el nombre de fundador (las fundaciones de interés privado están aprobadas por la asamblea nacional de Panamá en 1995 e inspiradas en el modelo de las de Liechtenstein)
Según la legislación vigente, abrir una fundación en Panamá está en contraposición  a realizar cualquier actividad comercial, a no ser que lo hagan de manera esporádica y que sirva al cumplimiento de sus fines fundacionales. Estas fundaciones tampoco poseen miembros o accionistas, sino que son regidas por el consejo fundacional que administra los bienes de la entidad a favor de uno o varios beneficiarios.
El capital mínimo para constituir una fundación de Panamá es de 10.000 balboas (equivalente la misma cantidad en dólares) pero este capital no es necesario desembolsarlo en el momento de la constitución, sino que puede ser aportado con posterioridad. Y está exenta de impuestos para cualquier actividad no realizada en Panamá, excepto un pequeño tributo llamada tasa única una vez al año de apenas 250 dólares.
En definitiva, una fundación de interés privado puede constituirse por unos 1500 dólares y su posterior mantenimiento anual puede estar alrededor de los 800 o 900 dólares. Contáctenos, nosotros le ayudamos.
 
 
 
 

Abrir el chat