Abrir una fundación en Panamá

Panamá es uno de los países que presentan mejores perspectivas económicas tanto en el presente como a un corto y medio plazo. Una de las mejores economías latinoamericanas que no solo ofrece a los españoles y a todo aquel interesado en abrir empresas en Panamá y favorecerse de las ventajas fiscales que este estado ofrece, sino también en la posibilidad de abrir, sin tener por ello que desplazarse hasta allí, el abrir fundaciones en Panamá y en un tiempo récord.
Y es que las fundaciones de Panamá están consideradas como una de las mejores para proteger los activos, legalmente están desposeídas de dueños y gozan de gran prestigio en el mismo país.  Abrir una fundación en Panamá permite la posesión de inmuebles, yates, vehículos… y un dinero perteneciente a una cuenta de la misma fundación.
Abrir una fundación de Panamá que nace a partir de la donación de un patrimonio de una persona o entidad que recibe el nombre de fundador (las fundaciones de interés privado están aprobadas por la asamblea nacional de Panamá en 1995 e inspiradas en el modelo de las de Liechtenstein)
Según la legislación vigente, abrir una fundación en Panamá está en contraposición  a realizar cualquier actividad comercial, a no ser que lo hagan de manera esporádica y que sirva al cumplimiento de sus fines fundacionales. Estas fundaciones tampoco poseen miembros o accionistas, sino que son regidas por el consejo fundacional que administra los bienes de la entidad a favor de uno o varios beneficiarios.
El capital mínimo para constituir una fundación de Panamá es de 10.000 balboas (equivalente la misma cantidad en dólares) pero este capital no es necesario desembolsarlo en el momento de la constitución, sino que puede ser aportado con posterioridad. Y está exenta de impuestos para cualquier actividad no realizada en Panamá, excepto un pequeño tributo llamada tasa única una vez al año de apenas 250 dólares.
En definitiva, una fundación de interés privado puede constituirse por unos 1500 dólares y su posterior mantenimiento anual puede estar alrededor de los 800 o 900 dólares.

Crear sociedades en Panamá

Muy poca gente sabe colocar a este pequeño país en el mapa del mundo. Panamá es todo un desconocido tanto para el turismo como para el empresario español, pero lo cierto es que se trata de uno de los países con mayor crecimiento del mundo.
Con un crecimiento del PIB continuado del 6%, este país Latinoamericano es toda una garantía de éxito cara a optar por este mercado y no por el europeo, como epicentro de nuestros negocios en el extranjero o cara a internacionalizar nuestra empresa.
Panamá consolida, año tras año, una economía tremendamente exitosa, estable y con una infraestructura al alza que requiere y necesita de nuevos productos, servicios e incorporar y crear sociedades en Panamá y empresas dentro de su tejido económico.
Pese a que no se trata de una de las economías más grandes y conocidas de América Latina como puede ser Brasil o Argentina, Panamá es mucho más equitativa, estable y próspera que otras compañeras de continente.
En los últimos años, son muchos los empresarios españoles que han visitado este país para crear sociedades en Panamá.  Y ya son muchos los que han desarrollado prósperos negocios y relaciones económicas positivas.
Desde Foster Swiss y como consultora internacional especializada, le ayudamos a crear sociedades en Panamá, aportándole datos objetivos y cifras macroeconómicas. Le asesoramos en cuanto a la burocracia a seguir y, sobre todo, a facilitarle aquellos campos y sectores que más nicho de mercado disponen.
 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat