Foster Swiss encargada en el asesoramiento y planificación de holdings internacionales en Luxemburgo

Desde Foster Swiss se registran los fondos en Luxemburgo de diferentes empresas, bajo el formato UCITS. De este modo, éstas aunque domiciliadas en su país, pueden  venderse libremente en cualquiera de los mercados de la UE. Todos los productos UCITS deben presentar a la CNMV, una serie de documentos, entre los que se encuentran el reglamento, el folleto informativo, los últimos informes anual y trimestral y la memoria en la que explican cómo se van a comercializar. Más tarde, la CNMV debe verificarlo todo e incluir a la UCIT en sus registros.
Las ventajas de Luxemburgo para la planificación fiscal
Una de las mayores ventajas de Luxemburgo es la fiscalidad. Los fondos de inversión sólo tributan por patrimonio el 0,01% en el caso de Sicavs y Sifs; tibutando al 0,05% en el caso de Sicavs que se acogen a la normativa UCIT.
Además, no hay retención en origen para intereses y plusvalías de títulos para los inversores extranjeros. Esos menores costes para las gestoras redundan en el resultado final: a igual producto, la rentabilidad neta de un fondo o Sicav luxemburguesa suele ser más elevada.
Domiciliar un producto financiero en Luxemburgo bajo la modalidad de pasaporte europeo, para comercializarlo en España, permite a los gestores disfrutar de los privilegios fiscales de aquel país, pero sin propiciar la fuga de capitales.
Luxemburgo se ha convertido en una jurisdicción de prestigio: por solvencia, porque posee una gran eficiencia en materia financiero-fiscal y por su elevada seguridad jurídica, ocupa el segundo lugar en el ranking mundial por volumen de activos financieros gestionados, sólo superado por Estados Unidos.
La inversión mínima para constituir las Sicavs o los fondos Sifs luxemburgueses es más baja que en España. Mientras las Sicavs españolas requieren un patrimonio mínimo de 2,4 millones de euros, en Luxemburgo,basta con reunir 1,25 millones de euros.
 
Los beneficios de las Sicav en Luxemburgo
Referente a la Sicav, también existe la posibilidad de incorporarse a una Sicav ya creada, es decir, una Sicav con compartimentos, donde cada cliente es propietario de su compartimento o subfondo dentro de una SICAV que es propiedad de un tercero.
Esta opción tiene múltiples ventajas: una menor aportación de capital, el coste de constitución de la Sicav se comparte entre todos los compartimentos y el plazo de constitución puede ser realmente corto (3 meses), entre otros.
Hacienda permite por primera vez que un contribuyente o una sociedad española tenga una SIF en Luxemburgo, y no paguen apenas impuestos en España (siempre que sean constituidas por motivos económicos válidos y que desarrollen su actividad en Luxemburgo).
 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat