4.800 funcionarios de Hacienda podrían presentarse en tu pyme

La Agencia Tributaria no se rinde y sigue su particular cruzada contra el dinero negro. Lo hace en el marco de la 2ª fase del PLAN IVA, que en 2019 ya ha cumplido su 3º aniversario. Casi cinco mil funcionarios dedicados especialmente en la búsqueda de dinero negro.
El pasado mes de mayo la AEAT ya empezó a mandar cartas a pymes avisándoles sin contemplaciones que es indispensable que declaren todos sus ingresos. Ahora mediante funcionarios se han empezado a hacer visitas en persona. Son los llamados agentes tributarios, 4.800 en toda España que tienen como finalidad tal y como explica el diario La Razón la de “comprobar si los datos del Impuesto sobre Sociedades que sobre ellos disponen difieren de la media de ingresos del sector en el que trabajan”.
En las anteriormente mencionadas primeras cartas se “avisaba” a las pymes a vigilar los importes acumulados de las entradas en sus cuentas bancarias y los cobros realizados con la tarjeta, ahora a estas empresas “vigiladas” van a comenzar a corroborar datos y cruzarlos con los que Hacienda tiene.
Los primeros en ser analizados de forma pormenorizada van a ser los pequeños negocios, especialmente del sector del comercio debido a que el principal volumen de sus ingresos se realiza con pagos en efectivo. El objetivo es “cazar” el presunto dinero negro y economía sumergida existente.
Los datos de estas investigaciones fiscales no se harán públicas hasta 2020 pero en las de 2017 se realizaron un total de 32.215 visitas, un 31,54% más que el año anterior. Con ellas las actuaciones directas en pymes se incrementaron un 45% y la AEAT logró aflorar 256 millones de euros.

Primero cartas, luego visitas… ¿y ahora qué?

El tercer paso de la AEAT tendrá lugar cuando se abran de forma oficial los diferentes expedientes por irregularidades contables al no haber surtido efecto los dos primeros avisos como son las cartas y las visitas presenciales y no se hayan corregido las posibles infracciones, aunque no será antes del mes de septiembre.
La polémica creada y el temor causados por esta campaña ha hecho que Hacienda haya tenido que salir al paso para recalcar que no todos los hayan recibido la carta de la Agencia Tributaria han cometido algún tipo de fraude fiscal, ya que el objetivo de la campaña es «advertir de posibles irregularidades e inducir al cumplimiento voluntario de la legalidad» en el caso de que se detecte algún tipo de fraude en el pago del IVA o del Impuesto de Sociedades. El plan sólo está programado para pymes, excluyendo a los trabajadores autónomos.

Abrir el chat