Conoce la Ley Beckham

España es sin duda el destino ideal para miles y miles de extranjeros que deciden dejarlo todo atrás y empezar desde cero. Un país lleno de oportunidades que supone el comienzo de una nueva vida. Pero mucho antes de tomar esa decisión, es importante conocer que, como extranjeros, existen ciertos beneficios que pueden significar una gran ayuda para quienes busquen invertir y emprender en suelo español, una de esas ayudas es la Ley Beckham.
La Ley Beckham permite a los extranjeros que inviertan en proyectos para y desde España, un margen de impuesto sobre la renta que les de la facilidad de tributar bajo la figura de no residentes por un periodo de seis años, en los que se podrán manejar bajo un índice del 19,5% al  24% con respecto a los 45-48% que suelen pagar los residentes comunes de España, empezando así un camino de beneficios que apoye a los visitantes y emprendedores en sus proyectos.

Los beneficios de la Ley Beckham

La gran ayuda tributaria que permite disfrutar la Ley Beckham por seis años, le abre un universo de posibilidades a los extranjeros mientras se van haciendo un lugar en este país con la finalidad de poder impulsar la creación de nuevos negocios, que al final de cuentas, dan dinamismo a la economía, creando nuevos puestos de trabajo e impulsando el emprendimiento. El fundamento básico de esta ley es que todo aquel extranjero no residente, puede hacer inversiones significativas en España sin que eso lo comprometa a pagar impuestos como lo haría un residente.
La ley Beckham entró en vigor justo en el año 2005, gracias al famoso jugador David Beckham que se convirtió en el primer beneficiado por esta modalidad, durante sus temporadas como jugador del Real Madrid y del Manchester United, convirtiéndose así en el primer extranjero en gozar de esta libertad tributaria, ideal para quienes buscan invertir en España. La ley, que hoy en día sigue se encuentra vigente y ha tenido sus modificaciones, ya que se han encontrado irregularidades, sobre todo para aquellos futbolistas que han decidido invertir bajo esta modalidad.

¿Cómo solicitar la Ley Beckham?

El primer paso para poder solicitar la Ley Beckham consiste en llegar a España con un contrato de trabajo, o bajo la creación de una sociedad en suelo español. De no poseer ninguno de estos dos requisitos podría suceder una derogación. Una regla básica para poder optar por este beneficio tributario es no haber estado como residente en España en los 10 años consecutivos a la solicitud, de lo contrario, el solicitante deberá esperar el reinicio de su cobertura.
Es muy importante que los solicitantes de la Ley Beckham no hayan estado vinculado a ningún tipo negocio en el territorio español, así como nunca haber recibido ningún tipo de remuneración por ello. Una vez examinados estos aspectos, ya se puede rellenar un formulario modelo 149 para solicitar esta ley acudiendo a la Hacienda Pública justo cuando se cumple el primer periodo de 6 meses tributando en España. Acto seguido, se procederá a realizar la Declaración de la Renta, mediante el modelo 151 de manera anual, respetando siempre los plazos estipulados.

Abrir el chat