6 preguntas y respuestas claves sobre abrir una cuenta bancaria en el extranjero

En Foster Swiss, consultores financieros internacionales, nos encargamos de que pueda disfrutar de las ventajas de una cuenta bancaria en el extranjero, ¿tienes dudas? Te las resolvemos en este artículo. ¡Toma nota!
¿Puede cualquier ciudadano español abrir legalmente una cuenta bancaria en el extranjero?  
Por supuesto que sí pero con una condición indispensable y que no admite ningún tipo de excepción: se puede abrir siempre y cuando se notifique su existencia al departamento de Hacienda del Gobierno de España. Este tipo de cuentas, se denominan cuentas off shore o también off shore bank accounts porque se rigen por una serie de característica especiales, que van desde la máxima seguridad en cuanto a los ahorros por parte del propietario de dicha cuenta, el anonimato de la misma, estar protegidas por el denominado secreto bancario, un destacado ahorro de impuestos y, aunque la gente lo desconozca, son cuentas que pueden operarse desde internet, de manera fácil y siempre garantizado la integridad de sus ahorros.
 
Pero cabe reseñar algo muy importante, que es que las condiciones para la apertura de cuentas bancarias en el extranjero están restringidas. Hay muchos plazos que cumplir hasta que se proceda a la apertura. Hay mucho control en la actualidad en el sector financiero.
 
¿Incluso en países con regímenes fiscales especiales, como Suiza?
Suiza es por antonomasia una de las jurisdicciones con más demanda. Según hemos constatado en Foster Swiss, 1 de cada 2 peticiones de información en cuanto a la apertura de cuentas bancarias en el extranjero tienen relación con Suiza. Eso sí, hay que dejar claro que incluso en países más “liberales” económicamente hablando, hay que seguir las directrices de información a Hacienda, pero también ocurre en países como Gibraltar o Andorra, jurisdicciones de bastante interés para el cliente español.
 
La finalidad de estas cuentas es triple: ahorro de impuestos, algo por todos conocido, protección de bienes y búsqueda de privacidad, y cuentas en Suiza como epicentro de actividades empresariales internacionales y diversificación de las inversiones. Según la experiencia de Foster Swiss, para poder abrir una cuenta en Suiza es necesario contar con un agente residente en estos países, como es el caso de nuestras oficinas en Ginebra.
 
El procedimiento es complicado ya que ha habido un aumento de auditorías, sin embargo, se puede realizar por correo sin moverse de España, en este caso. Dependiendo de la celeridad de la persona o las empresas que quiera abrir dicha cuenta en Suiza, el proceso puede durar más o menos días. 
 
En cuanto a algunos documentos necesarios: para cuentas personales, se necesita mínimo una copia certificada del pasaporte y algún documento que acredite el lugar de residencia del titular de la cuenta. Suele bastar un extracto de una tarjeta de crédito u otro banco, un recibo de electricidad, agua o similar.
 
También algunos bancos, aunque no todos, solicitan también una carta de referencia de otro banco o una autorización que les permita consultar a dicha entidad sobre la solvencia del cliente.
 
 
¿Qué ventajas presenta la apertura de una cuenta bancaria en el extranjero?
 
 Te los enumeramos a continuación: 
– Seguridad en los depósitos
– Miedo a la situación económica inestable de un país, como pueden ser los tan temidos “corralitos”
– Acceso a mejores gestores financieros.
– Acceso a mejores tipo de interés que en la banca española
– Pagar menos impuestos implantando la empresa en una jurisdicción con paraísos fiscales legalizados dentro de la UE como pueden ser Madeira, Malta o Luxemburgo, no solo Suiza.
– Internacionalización de la cuenta
– Diversificación de ahorros
– Depósitos más seguros, en francos suizos.
– Razones comerciales: para la inversión o el inicio de la actividad empresarial en otro país, donde por razones fiscales e impositivas países como Suiza, Gibraltar, Luxemburgo o Andorra puede ser más atractivas.
– Protección de los bienes 
 
Cabe destacar que no todos los países reconocen la evasión fiscal fuera de su territorio como delito (como Suiza o Panamá) Sí que se conoce como delito, blanqueo de capitales, ocultación de dinero, corrupción… cosa que no alimentamos, ni debe hacerlo ninguna empresa.
 
 
¿Qué trámites hay que seguir para abrirla y mantenerla legalmente?
Te hemos contestado en una de las anteriores preguntas, pero cabe añadir una cosa: informar de su apertura a Hacienda y rendir cuentas anuales a ésta. Desde Foster Swiss lo dejamos bien claro a nuestros clientes, hay mucha confusión a cerca de estas cuentas y, sobre todo, mala propaganda.
 
Cabe destacar que un banco que no acepta clientes fácilmente. Pasa por diferentes departamentos como el de compliance, por el proceso de due dilligence… y los plazos se alargan. El cliente debe identificarse al 100% entregando mucha documentación para acreditar que se ha cumplido la normativa sobre blanqueo de capitales y actividades delictivas.
 
Para abrir una cuenta normal, se pueden tardar de 30 a 40 días, y para una cuenta societaria en un banco de primer orden hasta 2 meses.
 
 
¿Cómo se declaran y a quién? hacienda  ¿A Hacienda? ¿Al Banco de España? ¿A ambas?  
 
Tanto la apertura de la cuenta como su cancelación deben declararse, por cada uno de sus titulares al Banco de España a través de un Modelo denominado DD1, en el plazo de un mes  y en cuentas exceden los 600.000 euros, se debe rellenar el Modelo DD2. Incluso, las variaciones que se produzcan en el saldo de la cuenta, así como los pagos, cobros y transferencias que originen dichas variaciones, deben comunicarse también al Banco de España mediante el Modelo DD2. Si la suma de las operaciones de entrada o salida realizadas en un mes excede los 3 millones de euros, se tendrá que presentar esta declaración al inicio del mes siguiente. Si ningún mes se han realizado abonos o adeudos por encima de esta cantidad, el Modelo DD2 debe presentarse en enero del año próximo», afirma el abogado. 
 
 
¿Debe tener el cliente potencial una determinada cantidad para planteárselo? Por ejemplo, más de cien mil euros, de un millón…
 
Por supuesto. Todo el mundo puede tener una cuenta bancaria en Suiza si tiene unos ahorros mínimos de 500.000 euros. Son cuentas recomendadas para niveles de clase de media. Se trata de capitales sensibles de moverse a una cierta rentabilidad por gestores especializados suizos como son los bancos. Desde Foster Swiss pensamos que la banca suiza posee los mejores gestores de patrimonio del mundo sin lugar a dudas,

Abrir el chat