Hacienda ahora a por los autónomos: así van a vigilar tus cuentas

La nueva modalidad de Hacienda podría comprometer mucho más a los autónomos gracias a una nueva medida de monitoreo de cuentas. Gracias a un caso que llamó la atención de la colectividad, se ha despertado una especial atención en esta medida inesperada que podría ser el inicio una nueva etapa de la Agencia Tributaria para evitar movimientos irregulares.

Los autónomos deben cumplir con una serie de requisitos, impuestos y reglas que deben seguir al pie de la letra para evitar sanciones, como si se tratase de una empresa más, aunque esas medidas ya eran de conocimiento público, todo parece indicar que una nueva modalidad ha surgido y compromete ahora de manera concienzuda las cuentas bancarias donde se supone cada movimiento debe estar justificado. La medida aplicada por Hacienda estaría apuntada directamente en los ingreso.

Conocer y justificar ante Hacienda la procedencia de cada uno de los ingreso será el nuevo requisito que deberán cumplir los autónomos para no incurrir en sanciones. Anteriormente era común toparse con procesos de Hacienda apuntados a comprobar el libro de registro donde debían aparecer detalladas cada una de las ventas e ingresos, así como las compras y cada uno de los gastos. Este procedimiento de rutina cerraba con los bienes de inversión.

 

¿Qué dice la ley sobre esta nueva medida de Hacienda?

Los autónomos ahora deberán rendir cuentas ante cada uno de los movimientos bancarios que puedan percibir. Los primeros informes compartidos en medios digitales indican que Hacienda no solo exigirá una justificación de cada una de las actividades de los autónomos que ejercen esta modalidad de ingresos por cuenta propia, sino que, además, será mucho más exigente si se topa con algún movimiento que podría tener como trasfondo un fraude.

El primer registro que se conoce de este tipo de medidas a un autónomo, tuvo su base legal en el artículo 136.3 de la Ley 58/2003 General Tributaria, en la que se especifica que el procedimiento de comprobación limitada puede ser solicitado de manera obligatoria y legal a través de la la justificación documental de cualquier tipo de operaciones financieras que tengan una repercusión considerable en la base o en la cuota de dicha obligación tributaria.

Hacienda hace énfasis en que de no justificarse correctamente el origen de estos ingresos de inmediato, en un plazo máximo de hasta diez días hábiles, quedará por sentado que se trata de la misma actividad económica base, y por ende se estaría hablando de ingresos de explotación no declarados. Esta medida promete ser implacable asegurándose de descartar cualquier tipo de transacción financiera de dudosa procedencia.

 

Movimientos personales de los autónomos

Algunos expertos en la materia aseguran que, en casos puntuales de obsequios o regalos económicos con motivo de alguna celebración como alguna boda o comunión, sería muy difícil dar mayor detalle, cuando esos montos empiezan a mezclarse con los montos de operatividad y producción. Igual sucedería con algún préstamo personal en el que el autónomo recibe un monto determinado bien sea de un conocido o de su pareja.

Con esta medida se busca frenar el fraude fiscal en cualquier escala, desde los grandes empresarios hasta los autónomos. Todos deberán someterse a este tipo de regulaciones financieras para garantizarle a Hacienda que cada movimiento está siendo previamente justificado, sin duda un proceso que le tomará tiempo a los autónomos ya que requerirá un monitoreo mucho más detallado que el habitual.

La recomendación más inmediata es no solo guardar las facturas hasta acumular varios años de transacciones, por si se requiere alguna comprobación inesperada de ingresos, sino que, además, todos los autónomos deberán guardar toda documentación que justifique y acredite cada uno de los movimientos bancarios que podrían no estar vinculados a actividad profesional y que se consideren como movimientos personales.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat