Hasta este dinero es el que puedes ingresar en tu cuenta sin que se dé cuenta Hacienda

¿Seremos objeto de investigación si se da cuenta Hacienda? ¿podemos ingresar este dinero en nuestra cuenta? ¿cuál es el límite? En Foster Swiss resolvemos una de las grandes dudas de nuestros clientes: el máximo que una persona puede ingresar en su cuenta sin que Hacienda te tenga porqué decir nada. Y es este…

Ingresar o retirar dinero de nuestra cuenta es un acto habitual que, prácticamente, llevamos a cabo todas las personas casi cada día. También tener varias cuentas en varias entidades y mover dinero de un dinero a otro para planificarnos nuestros ahorros o hacer frente a ciertos gastos. Un acto de total libertad con el que hacemos lo que queramos con nuestro dinero, y no pasa nada pero ¿y si ingresamos en nuestra cuenta una cantidad algo elevada? ¿Hacienda puede decir algo?

Pues debes saber una cosa: Hacienda siempre está atenta. Más que nada porque las entidades bancarias siempre tienen la obligación de informar a la Agencia Tributaria y al Banco de España sobre los ingresos de sus clientes, especialmente si los importes que se manejan son muy altos. El objetivo no es otro que el de siempre: luchar contra el fraude fiscal. Pero ¿cuál es el límite?

El dinero por el que te vigila Hacienda

Una pregunta para la que existen mil y una respuestas depende de quien la conteste, cada persona tiene su teoría y éstas muchas veces no están en lo cierto. Y es que, hay que diferenciar dos tipos de ingresos: si el movimiento de dinero se realiza en efectivo o a través de otros movimientos bancarios como, por ejemplo, una transferencia al uso. Los movimientos de dinero en efectivo -incluyen también cheques al portador- están sujetos al control que marca la ley así que Hacienda se dará cuenta y te lo vigilará si tu ingresa supera los 10.000 euros desde fuera del territorio nacional o 100.000 euros dentro del país.

¿Qué hacer entonces? Según dictamina la ley: en estos casos es indispensable justificar a través de la entrega del modelo S1, que no es otra cosa que una declaración previa que se deberá realizar siempre antes de realizar la operación. ¿Y qué pasa si hago ese ingreso sin presentar dicho modelo? La ley es la que manda, en concreto la Ley 10/2010 de 28 de abril que establece sanciones de entre 600 € y el doble del valor de los medios de pago intervenidos. De hecho, incluso al no justificar adecuadamente el origen, las sanciones pueden oscilar entre 60.000 y 150.000 euros.

Pero ojo, aquí no acaba la cosa. Las transacciones que superen los 10.000 euros y los pagos y cobros en efectivo de más de 3.000 euros también llaman mucho la atención de Hacienda. Ni se libran los préstamos y créditos de más de 6.000 euros a los que haya accedido un cliente. Date cuenta que al realizar cualquiera de las operaciones anteriores en tu cuenta bancaria, queda registrado en el Banco de España y Hacienda recibe una notificación. ¡Toma nota!

Te gustaría crear una sociedad en Suiza, ¡haz clic aquí!

Abrir el chat