Cuentas en Suiza: ventajas y cómo abrir una desde otro país

Suiza es el paraíso fiscal por antonomasia, una jurisdicción donde se estableció el secreto bancario en 1934 recogido en la Ley Federal Suiza sobre bancos, aprobada en 1935. Suiza se encuentra en el centro de Europa, una posición que le hace ser el epicentro de actividades empresariales internacionales y que permite diversificar los ahorros

La actividad de la banca del país helvético se centra sobre todo en la banca de empresas y en la gestión del patrimonio, y, a pequeña escala, al negocio bancario al por menor (banca de particulares).

La finalidad de estas cuentas es triple:

  • Ahorro de impuestos (para las empresas que decidan implementarse en el país).
  • Protección de bienes.
  • Búsqueda de privacidad.

Las Cuentas Bancarias Offshore en Suiza destacan, además de por los motivos anteriores, por:

  • Apertura de cuenta bancaria personal o corporativa sin presencia física en el país.
  • Cuentas en: Euros, US$, GBP, CHF, JPY, AUD o CAD.
  • Cuenta bancaria corriente o de ahorro.
  • Tarjeta de débito o crédito Visa, MasterCard o Maestro
  • Servicio de banca online 24 horas.
  • Atención al cliente en inglés, francés, alemán, italiano y ruso.

Hay que tener en cuenta que los servicios bancarios de Suiza son los mejores por la amplia gama de servicios que tiene la banca, por ello, Suiza es un claro ejemplo de éxito en cuanto a apertura de Cuentas Bancarias Offshore se refiere. Es la banca más prestigiosa del mundo a causa de su discreción, confidencialidad, prestigio y seguridad de sus bancos. Las entidades helvéticas son selectivas con sus solicitantes, ya que si se pone en riesgo la reputación como banco, se reserva el derecho de rechazar a dicho solicitante

Abrir cuenta bancaria en Suiza

La banca suiza es muy estricta a la hora de pedir documentación para solicitar la apertura de la cuenta bancaria, tiene que ser abierta por consultores financieros de prestigio como Foster Swiss y además el cliente tiene que hacer un depósito inicial de apertura de 2.000 o 5.000 Euros según la entidad que el cliente quiera para abrir su cuenta bancaria.

Para la apertura de la Cuenta Bancaria no se requiere la presencia física en el país. Las gestiones se llevan a cabo a través de correo electrónico y/o correo certificado. El cliente a la hora de abrir la cuenta, podrá hacerlo en la moneda que desee, siempre y cuando sea de curso legal.

La banca suiza ofrece solvencia, ahorro fiscal y secreto bancario para aquellos con capital suficiente como para probar. No obstante, abrir una cuenta en Suiza y su mantenimiento no significa no pagar impuestos por sus rendimientos. Para abrir una cuenta en Suiza, la mayoría de edad es un requisito indispensable. Otro requisito es la notificación al Banco de España tanto para la apertura como para la cancelación de la cuenta. Por otro lado, también es necesaria la notificación a Hacienda cuando el saldo del conjunto de las cuentas a 31 de diciembre o el saldo medio del último trimestre del año, excedan los 50.000 euros.

Pongamos como ejemplo, el caso de un residente en España con una cuenta bancaria en Suiza, ¿dónde se tributa el IRPF? la respuesta sería que tributa en España, integrando en su base imponible los rendimientos de la cuenta abierta en Suiza. Por el Convenio de Doble Imposición firmado con Suiza, los contribuyentes con el fisco español no pagarán impuestos adicionales en el país helvético. Los acuerdos de Doble Imposición son acuerdos internacionales que eluden que la misma renta o propiedad llegue a ser objeto de imposición dos veces en dos países distintos.

Abrir el chat