Porqué Panamá es un sitio imprescindible para abrir una sociedad offshore

No necesariamente debemos hablar de paraísos fiscales como la única forma de utilizar los conceptos offshore, erróneamente se piensa que en el caribe y en Panamá no hay impuestos y nada puede estar más alejado de la realidad. Te contamos cuál es el papel de Panamá como destino para abrir una sociedad offshore. Nosotros te ayudamos.

El impuesto sobre la renta en Panamá es el 30 por ciento, en Estados Unidos es entre 25 y 35 por ciento. Sin embargo, el punto diferente es que en Panamá no se grava ninguna actividad que se haya perfeccionado en el extranjero, ideal para el comercio electrónico y también para empresas comisionistas o empresas intermediarias, por ejemplo los productos de exportación o de tránsito, aprovechando los beneficios de la zona libre de Colón y otras zonas francas.

Hay casos notables en que los comerciantes utilizaron a su favor las normas en de otros Estados, principalmente EEUU. Por eso el gobierno de este país en 1927 promulga La Ley de Sociedades Anónimas, y casi sin premeditación y por añadidura se convierte Panamá en una jurisdicción de operaciones offshore. Después para la captación de inversiones extranjeras se define un régimen fiscal atractivo.

En Panamá, el Registro único de contribuyente coloca un espacio espacial para las sociedades offshore. De hecho, se considerarán sociedades offshore, aquellas sociedades de capital extranjero que no llevan operaciones comerciales dentro de territorio panameño.

Razones por las que tener una sociedad offshore en Panamá

Sin embargo, a diferencia de las IBC (international business corporation), las sociedades offshore pueden efectuar operaciones mercantiles en territorio nacional. Panamá es conocido como un Centro Financiero y de Servicios Offshore, principalmente por su sistema tributario basado en el principio de territorialidad, lo que permite organizar y proteger su patrimonio de manera eficiente.

Desde Panamá, usted puede tener acceso a todos los servicios internacionales de primer orden dirigidos a la gestión y al manejo patrimonial de su familia o de su empresa, mediante la utilización adecuada de los instrumentos que la legislación provee. Panamá cuenta con dos tipos de instrumentos que permiten al inversionista realizar el Planeamiento Fiscaly Tributario que requiere, así como la Protección de sus Activos más importantes. Este es el caso de las Sociedades Anónimas o Corporaciones Offshore y las Fundaciones de Interés Privado en Panamá.

Las sociedades offshore permiten eliminar obstáculos al comercio y agilizan los intercambios, mediante una adecuada planificación de la estructura fiscal de las empresas, sobre todo, mediante el método de triangulación y la refacturación de bienes y servicios. Todo esto lo puede lograr el inversionista, sin que tenga que perder el control de su inversión o de su patrimonio, manteniéndose siempre al frente de su operación. Y usted, ¿le gustaría disponer de una sociedad offshore en Panamá? Consúltenos.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat