La subida de la presión fiscal en España debido a la COVID-19

Las medidas tomadas para combatir la pandemia del coronavirus están diseñadas para evitar un daño económico irreversible. Sin embargo, no parece que se vayan a tomar medidas para aliviar la presión fiscal que vayan más allá del aplazamiento de los pagos de los impuestos establecidos en el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo y en el Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo.

Este aplazamiento se ha ido modulando y ajustando, pero al contrario que otros países no rebaja la presión fiscal lo suficiente, sino que cambia la fecha para el cumplimiento de las obligaciones tributarias y con medidas preventivas insuficientes que alivien la situación sobre todo para pequeñas y medianas empresas. El principal problema que se plantea será la falta de liquidez que se produce ante la falta de actividad productiva.

Todas las medidas realizadas para luchar con los efectos de la Covid-19 están provocando un aumento de la deuda publica que deberá ser compensado y no encaja con la reducción o supresión de los impuestos que pueden aliviar la situación de los empresarios en España.

En España ya contamos con antecedentes en medidas tributarias en la anterior crisis económica de 2008 que supusieron un aumento de impuestos para hacer frente a retos que se plantean como la mejora del sistema sanitario y también para compensar el pago de las ayudas que el estado ha prestado a los distintos sectores sociales más necesitados.

Parece repetirse la misma situación de crisis económica y que tuvo como consecuencia la subida de impuestos en los años posteriores con el consiguiente aumento de la presión fiscal cuyo ideal se establezca en la media de los países de la UE. Seguramente todo esto vaya acompañado de un replanteamiento del estado de bienestar mucho más reforzado.

Foster Swiss te ayuda a frente al aumento de la presión fiscal tras la crisis del COVID-19

Todo este escenario se planeta como bastante desolador ya que el pretendido equilibrio que se busca para conseguir la recuperación económica puede tener efectos adversos sobre todo para los que quieran sacar el máximo partido del capital que ha conseguido gracias a sus empresas o negocios.

La mejor solución es conseguir el mejor destino en el que el sistema tributario no ejerza demasiada presión sobre su capital permitiendo además la realización de todo tipo de operaciones de manera segura y contando con la máxima discreción gracias a un sistema bancario sólido.

Gracias al asesoramiento de Foster Swiss podrás encontrar el mejor destino de tu dinero para que no se vea afectado por el aumento de la presión fiscal que se dará tras el fin de la crisis sanitaria por la COVID-19.  A través de la creación de cuentas bancarios o sociedades offshore conseguirás sacar el mayor partido de tu capital de manera legal y eficaz.

Tu capital no tiene que sufrir las consecuencias nefastas causadas por la COVID-19 gracias al trabajo de los grandes profesionales con los que cuenta Foster Swiss. Todo un equipo de expertos consultores fiscales y financieros con grandes conocimientos en los sistemas bancarios extranjeros que te ayudarán a sacar el máximo partido a tu capital.

Recibirás el mejor servicio para conseguir tratar tu caso de manera personalizada y siempre dentro de la normativa española con lo que contará con la tranquilidad de actuar bajo la más absoluta legalidad. Es la mejor apuesta para conseguir el máximo partido a tu dinero sin sufrir una elevada presión fiscal.

Contacta ya con nosotros y descubre todo lo que podemos hacer por ti. Foster Swiss es la consultora privada de banca internacional que necesitas para estos momentos claves en los que tienes que evitar las consecuencias nefastas de la crisis económica y el aumento de la presión fiscal.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat