La presión fiscal de chile se acerca al 21%

Como en muchos países latinoamericanos, Chile no se queda atrás con la presión fiscal y los impuestos extraordinarios agregados a varios estratos sociales. En la mayoría de los países, la mayor presión fiscal es usada como una forma de recaudar recursos y mantener el funcionamiento del país, pero esto repercute en la vida de muchas personas y empresas.

Es este caso, Chile ejerce la presión fiscal en los individuos con grandes riquezas, al contrario de Argentina, a través del nuevo impuesto en la cual se calcula que una persona de altos ingresos pagará $71 millones anualmente, siendo esta cantidad el equivalente del 29% de sus ingresos.

El pasado viernes, se firmó un acuerdo entre el gobierno y la oposición para poner en marcha nuevamente la reforma fiscal. Esto trajo una mayor presión fiscal en Chile, representando un 0,66% del PIB, como lo señala un informe de Deloitte.

¿A cuánto equivale la presión fiscal en Chile?

Comparando la presión fiscal de Chile con la de otros países pertenecientes a la OCDE, está aún lejos del promedio de la carga impositiva que llega hasta el 34% en otros países fuera del continente, pero a su vez está bastante cerca del promedio de 22,8% de América Latina.

Otro método que se utilizó para calcular la presión fiscal en Chile es la comparación su carga tributaria con la de otros países de similar desarrollo en diferentes ámbitos. A través de esto, se señaló que otros países con ingresos per cápita similares al chileno tenían cargas tributarias relacionadas con el PBI menores.

Impuesto a las riquezas

Esta nueva reforma tributaria aplica presión fiscal agregando un impuesto del 40% para personas con ingresos superiores a los $15 millones en Chile. Además, para aquellos inmuebles con valor superior al $400 millones deben enfrentarse a una sobretasa.

Teniendo los datos anteriores en cuenta, ¿Se puede deducir que tanta presión fiscal tienen los ricos en Chile? Si se toma en cuenta a una persona con ingresos anuales de $180 millones más créditos por impuestos y otras acciones, esta persona podría alcanzar el máximo de impuestos del 40%, traduciéndose como un pago de hasta $55 millones al año.

Considerando además los gastos destinados a al pago del IVA, al consumo de bienes y servicios, e impuestos específicos, se le suma una presión fiscal adicional que aumenta la cifra en $11 millones de pagos adicionales en Chile.

Contáctanos haciendo clic AQUÍ.

 

Abrir el chat