Países Bajos, una jurisdicción offshore en Europa en solo un click

En ocasiones, cuando hablamos de jurisdicciones offshore, tendemos a pensar que éstas suelen estar o bien en Suiza o bien en algún destino paradisíaco del centro o sur del continente americano. Y no, Europa también es un destino ideal para abrir una cuenta offshore. ¿No conoces las ventajas que tienen los Países Bajos como destino offshore y cómo puedes empezar a aprovecharte de ellas desde ya?

Foster Swiss, consultora financiera internacional, te ofrece la posibilidad de disfrutar de una cuenta offshore en Países Bajos sin necesidad de trasladarte a este país. Nosotros nos encargamos de todo, y en un corto espacio de tiempo estarás disfrutando de sus enormes ventajas. Y es que, según un informe elaborado por la sección holandesa de Oxfam, Holanda encaja en 17 de las 33 características utilizadas para determinar si un país es o no una jurisdicción offshore en toda regla.

Y todo ello pese a este dato: Los Países Bajos tienen una tasa de impuesto de sociedades del 25%, una cifra que no es del todo buena para la mayoría de las empresas, sin embargo casi una cuarta parte de todas las estructuras fiscales tienen algún tipo de vínculo con Países Bajos. Pero ¿por qué este país del norte de Europa es un imán para corporaciones y particulares?

Ventajas de una cuenta offshore en Países Bajos

Como jurisdicción offshore, Países Bajos incluye incentivos fiscales especiales, también un 0% de retención de impuestos a grandes compañías multinacionales y que pueden así renegociar su tasa impositiva. Cuenta además con depósitos bancarios asegurados de hasta 100.000 euros y algunos de los bancos offshore más eficaces del mundo como Rabobank, Bank Nederlands Gemeenten y Nederlandse Waterschopsbank.

Esa flexibilidad como destino offshore también se traduce en la seguridad que ofrece Países Bajos, donde se pueden realizar depósitos bancarios e inversiones con la tranquilidad de saber que está invirtiendo en un lugar seguro. También se puede operar en múltiples divisas, no hay retenciones fiscales y cuenta con un gobierno y una economía estables además de una estructura financiera es sólida.

Si usted lo que quiere es empezar desde cero y montar una empresa en Países Bajos, es importante que conozca cuáles son las condiciones: no hay requisitos de nacionalidad para los accionistas, las cuentas auditadas deben ser presentadas a la Cámara de Comercio y el capital de acciones requerido para una compañía pública limitada es 45,000 euros y para una compañía privada limitada es 18,000 euros.

Llegados a este punto, ¿le interesaría abrir una cuenta offshore en Holanda sin salir de casa? Contáctenos sin compromiso AHORA.

Leave a Reply

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial