3 características esenciales de todas las jurisdicciones offshore que debes conocer

Entre las principales características que cumplen los países o territorios considerados como jurisdicciones offshore, podríamos destacar tres grupos que suelen aparecer como comunes a todos ellos, son estas…

a) Ausencia o favorable nivel de imposición

Es lógicamente el primer punto de vista que el inversor en jurisdicciones offshore va a tener en cuenta, podríamos distinguir a su vez: –

– Países en donde no existe imposición alguna tanto para los residentes, como para los no residentes.

– Países en los que el bajo nivel de tributación está reservado a los no residentes, como en el caso de sociedades que no tengan ninguna actividad comercial o financiera en el territorio, de ahí la denominación de “Off Shore”.

– Países en los que la baja tributación se aplica tan sólo a determinadas operaciones, como por ejemplo a determinadas categorías de rentas, a ciertos tipos de operaciones o a cierto tipo de sociedades, por ejemplo los holding.

Al respecto, cabe resaltar que la mayor parte de las jurisdicciones offshore no han firmado acuerdos para evitar la doble imposición internacional ni otros convenios, porque una de las características esenciales es la inexistencia de información y la confidencialidad. Desde el momento que exista un convenio, no puede existir traba alguna en cuanto al suministro de información por parte de los dos países contratantes.

b) Existencia de una legislación financiera y comercial atrayente

Una condición muy importante es que la legislación vigente de estos territorios le asegure al inversor extranjero que el secreto bancario estará plenamente garantizado. En general, las jurisdicciones offshore protegen de manera extensiva la confidencialidad de las operaciones que se desarrollan en su territorio, como los negocios bancarios y financieros en particular sea en virtud de la ley, de la jurisprudencia o simplemente de la práctica administrativa.

Por otra parte, la presentación de las cuentas anuales de las sociedades no es a menudo obligatoria, pues la legislación sobre las sociedades en general presenta una gran libertad y flexibilidad de tal forma que se permite crear rápidamente y sin costosas formalidades sociedades simplemente domiciliadas, pero que en realidad no tienen allí su sede, y que no ejercen allí actividad comercial alguna.

La ausencia de un régimen de Control de Cambios es algo muy importante a tener en cuenta en las jurisdicciones offshore. En muchos países hay un doble sistema de control de cambios según se refiere a un residente o a un no residente, o que se trate en moneda nacional o de divisas extranjeras. La ausencia de un régimen de control de cambios tiene por objeto el facilitar el uso de las jurisdicciones offshore por personas que quieren allí establecer entidades refugio para efectuar operaciones en el extranjero.

Una sociedad constituida en paraísos fiscales como no residente y cuya actividad se sitúa normalmente en el exterior no suele tener regulación restrictiva del control de cambios.

c) Estabilidad política y económica

Las jurisdicciones offshore se caracterizan por tener una estructura política sólida o no de lo contrario no podría existir. Este es un punto muy importante de caracterización de las jurisdicciones offshore, dado que si el futuro de los capitales transferidos es incierto y si el país está política, económica o socialmente inestable, las ventajas fiscales serán simplemente ilusorias, ya que ningún inversionista podrá tener la seguridad real de mantener sus riqueza en estos territorios.

También es importante, en otro orden de ideas que el país sea fácilmente accesible en cuanto al territorio, para lo cual deberá contar con un adecuado sistema de comunicaciones, dado que la comunicación y la información son fundamentales en el mundo actual. Así pues son fundamentales las comunicaciones aéreas o marítimas, los servicios postales, telefónicos, fax, etc., lo cual es fundamental en el campo de transacciones bancarias.

En el plano económico, y como anteriormente ya se ha mencionado, el país o territorio que se considera una jurisdicción offshore tiene que tener una moneda fuerte en base a la estabilidad y además, debe contar con una organización financiera y bancaria acorde con las necesidades del mercado internacional.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat