Gobierno de España lleva al congreso plan para subir la presión fiscal

Hace algunas semanas hablamos de que algunos disputados de España estaban pensando en presentar un plan para la subida de presión fiscal en el país con el fin de crear nuevos tributos, la mayoría enfocados en enfrentar la crisis económica que se ha presenciado debido al COVID-19.

El plan de aumento de la presión fiscal en España presenta que esta va a subir en más de siete puntos con el PIB español. Los nuevos tributos a aplicar pueden ser temporales o permanentes, pero existe un tributo que llamo la atención de muchos empresarios: la denominada tasa de reconstrucción, que será el nuevo tributo dirigido específicamente a las grandes riquezas en España.

Plan de subir la presión fiscal en España

Durante el Congreso, que tuvo lugar en la mañana del 28 de mayo, el vicepresidente segundo de España, Pablo Iglesias, presentó todos los planes que tiene el departamento de reconstrucción para hacer frente a la gran crisis económica. Este plan se centra principalmente en un aumento de presión fiscal en España, con varias cargas impositivas y expansivas.

Explicó que los ingresos fiscales obtenido a raíz de la presión fiscal en España todos serán dirigidos a la inversión en medidas sanitarias y de dependencia para ayudar a los ciudadanos, así como en la reconstrucción y respaldo de las industrias del país. Además, tienen pensado reformar el sistema fiscal en España para aplicar una política tributaria más progresiva e igualitaria.

Iglesias mostró su apoyo y aprobación a que la presión fiscal en España se aumentara en más de siete puntos en relación con el PIB, estableciendo que esta es una medida necesaria, puesto que sin esta nueva reforma tributaria, la reconstrucción de la economía no puede tener lugar.

Presión fiscal en España se traduce en un impuesto a las riquezas

Uno de los principales puntos de focos del Congreso fue el impuesto a las grandes riquezas. Iglesias expresó que una forma de contrarrestar la desventaja fiscal que se dio en 2018, es el aumento de la presión fiscal en España. Principalmente con un impuesto a las grandes fortunas, a través de la denominada “tasa de reconstrucción”.

Este aumento de la presión fiscal a las grandes riquezas en España se ha justificado por Iglesias como una forma de que aquellos que tengan más ingresos puedan ser solidarios con el país y sus ciudadanos aportando los recursos necesarios.

El aumento de la presión fiscal a las grandes riquezas en España sustituye al antiguo impuesto de patrimonio, y se traducirá en una recaudación de al menos 11 millones de euros, o el 1% del PIB.

Este aumento de presión fiscal será aplicable a los residentes de España que tengan patrimonios o ingresos superiores a un millón de euros, aumentando este de forma progresiva de acuerdo con las ganancias.

Para más información, contáctanos haciendo clic AQUÍ.

 

 

 

Abrir el chat