La ICRIT propone impuestos a las riquezas para superar la crisis por COVID-19

La ICRIT (La Comisión Independiente para la Reforma Internacional de Impuestos Corporativos) ha propuesto una medida “justa” para que todos los países puedan superar la crisis del COVID-19 y puedan hacer frente a los retos pos-COVID.

Esta medida consiste en un mayor cobro de impuestos a las riquezas, lo cual es una actividad que se ha venido observando en muchos países alrededor del mundo. Así mismo, también proponen un sistema tributario que elimine a las jurisdicciones offshore completamente, con el fin de que las empresas internacionales dejen de migrar fuera del país.

Los impuestos son una discusión importante durante la crisis

Parece que los impuestos han sido la única solución que muchos países han encontrado para enfrentar la crisis. Según cálculos realizados por Oxfam, es garantizado que los trabajadores en varios países perderán hasta 3.4 billones de dólares de sus ingresos en el pago de impuestos.

Esto sin mencionar que la mayor parte de la población se quedará sin empleo para 2021, todo debido a la parálisis económica y social. A raíz de los problemas, la ICRIT (siglas en inglés) ha propuesto 5 medidas enfocadas en enfrentar la crisis por COVID-19 de la forma más llevadera y justa posible, principalmente la crisis económica, a través del cobro de impuestos.

Han recalcado que las medidas a aplicar no tienen que caer injustamente sobre los que menos tienen, implicando que las nuevas medidas tributarias se traducen en impuestos a las riquezas. Calculan que si estas medidas se aplican de forma global y paralelamente, será posible para la mayoría de gobiernos adquirir más recursos para ayudar a quienes más lo necesitan.

La propuesta de impuestos a las riquezas y las medidas a tomar

Entre los impuestos propuestos para su aplicación a nivel mundial figuran:

  • Se propone un impuesto sobre servicios digitales, el cual será aplicado principalmente en empresas globalizadas (Como Spotify, Netflix, etc) y el cual será de carácter progresivo.
  • Un impuesto impositivo más elevado a las grandes empresas, el cual aplica sobre los beneficios extraordinarios.
  • 25% de un mínimo efectivo en impuestos corporativos.
  • A las empresas se les exige más transparencia en cuanto al reporte fiscal en su país, obligándolas a publicar un reporte junto con los datos de impuestos de cada región en la que se encuentran.
  • Se busca la transparencia financiera internacional, pidiendo a todos los países publicar datos de las riquezas offshore, de modo que se pueda aplicar un impuesto justo y progresivo al patrimonio de cada persona.

Expresaron como la aplicación de estas medidas de cobro de impuestos a las riquezas son urgentes para enfrentar la crisis, dado que la mayoría de gobiernos necesitan recursos, para lo cual es necesario un mayor margen fiscal.

También recalcaron que lo más justo es que estos sean a las grandes riquezas, teniendo en cuenta también que es sabido que ellos son los más prominentes en la práctica de evasión de impuestos.

Para más información, contáctanos haciendo clic AQUÍ.

 

Abrir el chat