María José Montero planea un aumento de la presión fiscal en España

María José Montero, ministra de Hacienda del gobierno de España, ha informado que se ha planteado un aumento de presión fiscal en España, la cual se dará como resultado de la implementación de una serie de impuestos que además afectarán negativamente la economía española.

El gobierno de España considera que aún queda margen para aumentar la presión fiscal, recaudando más impuestos hasta que la presión fiscal de España sea similar a la de la Unión Europea, la cual supera a la española por 6 puntos sobre el PIB.

El aumento de presión fiscal que se espera alcanzar en España equivaldrá a 64 millones de euros, teniendo en cuenta otros factores como el descenso de la actividad económica.

La presión fiscal en España alcanzará niveles inaguantables

Se considera que este aumento de presión fiscal en España no fue debidamente planificado ni evaluado, puesto que existen dos importantes factores que hace que esta medida sea devastadora para la población española y la economía.

Principalmente, aunque la presión fiscal de España sea inferior a la del resto de la eurozona, esto no quiere decir que las empresas e individuos deban esforzarse menos para cumplir con las obligaciones tributarias. Si se mide la presión fiscal de España considerado su PIB per cápita, se puede saber claramente que esta subida de impuestos solo traerá problemas económicos a los españoles.

El otro factor es que la subida de presión fiscal en España solo conseguirá paralizar aún más la economía y disminuir la recaudación tributaria. ¿Cómo? Al incrementar la recaudación de impuestos, el desempleo y la actividad económica en si misma van a disminuir, por lo tanto habrá menos recaudación de impuestos (Impuestos sobre la renta), aumentar las prestaciones por desempleo y conseguir más deuda.

Los planes para subir la presión fiscal en España

Entre los planes que traerán una alta tasa de presión fiscal para España se encuentra la introducción de nuevos impuestos así como el aumento de los ya existentes.

Existen dos impuestos a introducir en el sistema tributario de España y que por consecuencia traerán mayor presión fiscal: impuestos sobre servicios digitales y transacciones financieras. El primero consiste en las recaudaciones de impuestos a intermediarios digitales como Google, agregándole un importe del 3% por publicidad, ventas de datos generados por usuarios, publicidad adaptada al usuario, etc.

En cuanto al impuesto por transacciones financieras, este tendrá efecto sobre la compra y venta de acciones españolas que tengan una capitalización superior a 1.000 millones de euros. Este consiste en un 0.2% de impuesto sobre el importe de la transacción realizada. Este impuesto que aumenta la presión fiscal en España limitará las transacciones de empresas, provocando un descenso de la economía.

Para más información, contáctanos haciendo clic AQUÍ.

Leave a Reply

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat