¿Irse a vivir a Andorra para pagar menos impuestos?

Deportistas, políticos, actores, intelectuales, empresarios… son muchas las personas -muchas de ellas muy populares- que hacen decidido irse a vivir a Andorra con un único objetivo: el pagar menos impuestos. Este pequeño estado en la frontera de España y Francia esconde un sinfín de atractivos pero es su baja imposición de impuestos un imán para nuevos residentes eso sí, ¿merece la pena? Lo analizamos.

Parajes de ensueño, un enclave natural perfecto, inviernos idílicos, estaciones de esquí… y bajos impuestos. Es de sobra conocido que Andorra es uno de los países por antonomasia dónde se pagan menos impuestos en todo el mundo, situación que le ha ayudado a ser considerado como uno de los destinos perfectos tanto para vivir como para fijar la residencia fiscal y tanto para personas como para empresas.

Desde Foster Swiss te ayudamos a establecer tu residencia fiscal en este país montañoso. Y es que los trámites para conseguirlo son muy exigentes y pueden tomarte mucho tiempo para conseguirlo. Sin embargo, al lograrlo podrás beneficiarte de unos impuestos mucho menores que los que se pagan en países con España. Por ejemplo, solo pagarás entre un 2% y un 10% en el llamado impuesto de sociedades; un 4,5% de IVA y entre un 5% y un 10% de IRPF únicamente en caso de superar una renta de 24000 euros anuales. Por no hablar de otros datos positivos en su economía como la baja tasa de paro o un salario medio alto en comparación con otros países del sur de Europa.

¿Es legal crear una empresa en Andorra pero seguir viviendo en España?

Por supuesto. De hecho es totalmente viable crear una empresa con residencia fiscal en cualquier país, también en Andorra y todo ello pese a mantener la residencia en tu país de origen. En este caso, tu empresa situada en el extranjero pagaría impuestos en el país en el que se encuentre ubicado, por tener la residencia fiscal ahí, y tú mantendrías tu residencia fiscal en España sujeto a la normativa española.

El artículo 9 de la Ley del IRPF español lo especifica de la siguiente manera “se entenderá que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando se dé cualquiera de las siguientes circunstancias:

  1. a) Que permanezca más de 183 días, durante el año natural, en territorio español. Para determinar este período de permanencia en territorio español se computarán las ausencias esporádicas, salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país. En el supuesto de países o territorios considerados como paraíso fiscal, la Administración tributaria podrá exigir que se pruebe la permanencia en éste durante 183 días en el año natural.
  2. b) Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta

 

Es decir si se pasa menos de 183 días en un país, no se te considerará residente fiscal. Es por ello que, cuando se busca un país de baja tributación como Andorra, se recomienda no sólo crear la empresa en Andorra sino también trasladar la residencia habitual de la persona física (emprendedor o empresario) y permanecer en dicho país extranjero.

¿Cómo te ayudamos en Foster Swiss?

Foster Swiss te ayuda en todo lo relativo a Andorra: crear una empresa, residencia fiscal… analizamos de forma personal y pormenorizada la situación de cada cliente y ofrecemos varias alternativas para su residencia fiscal, buscando las mejores alternativas posibles adaptadas a cada caso. ¿Hablamos?

Más información en https://www.fosterswiss.com/contacts/

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat