¿Cómo seleccionar una jurisdicción offshore?

Lo tenemos claro: queremos una protección máxima hacia nuestros ahorros y nuestro patrimonio. Hemos decidido confiar en Foster Swiss y en su asesoramiento desde el minuto uno a la hora de elegir una jurisdicción offshore dónde crear una sociedad o una cuenta bancaria pero ¿cómo saber qué estamos eligiendo el mejor destino?

Existen muchos criterios que se deben tomar en consideración para elegir una jurisdicción offshore u otra. En esa decisión influyen muchos factores, desde el importe de la inversión, la idiosincrasia del lugar en donde se invertirá, las vías de comunicación, la estabilidad…

Es importante tener en cuenta todos estos criterios que, además, se reúnen en tres factores básicos a tener en consideración para la elección de una jurisdicción offshore u otra: Factores generales; factores particulares y factores específicos.

En lo que respecta a los factores generales, éstos están determinados no en función a la persona natural o jurídica que acude a la jurisdicción offshore, sino por el contrario alude más a las características propias del mismo.

Es decir, debe tener un mínimo de existencia, como por ejemplo el poder ubicarse en el mapa; contar igualmente con un mínimo de aceptación política, por ejemplo a nadie se le ocurriría invertir grandes cantidades de dinero en un país que tenga continuos golpes de estado o en donde no existan las condiciones suficientes para la existencia de un gobierno; existencia de vías de transporte y de comunicaciones bien desarrollada; plena estabilidad económica; uso de determinada moneda fuerte; existencia de una determinada estructura social…

Una jurisdicción offshore no es un montón de piedras en medio de un océano o una pequeña isla con reputación paradisiaca, es un lugar dispuesto de una estructura social, económica y jurídica estable. Desde Foster Swiss te ayudamos a elegir mejor.

En lo que respecta a los factores particulares, es necesario precisar que éstos dependerán de cada caso concreto y con la posibilidad de la persona física o jurídica interesada crea que dicha jurisdicción se amolda a lo que realmente necesaria. Que las condiciones y las ventajas que tiene, se adaptan a la perfección a lo que la persona necesita.

Y sobre los factores específicos, se precisa que éstos están referidos exclusivamente a aspectos de índole jurídico, siendo importante examinar la elección de una jurisdicción offshore dada la elección por el método de la separación de riesgos. Esta elección se centra en la búsqueda de la mejor jurisdicción offshore para el patrimonio y el mejor para su propietario, evitando en todo caso que se trate del mismo, y esto, a finde separar los riesgos jurídicos o bien de utilizar al máximo las ventajas de cada uno de los dos sistemas. Nosotros, desde Foster Swiss te ayudamos. ¿Hablamos?

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat