Las 10 formas de tributación en España de las rentas desde Suiza

De forma simplificada, teniendo en cuenta lo dispuesto en el Convenio entre España y Suiza (CDI), la tributación para los RESIDENTES FISCALES en España de las rentas de FUENTE SUIZA más comúnmente obtenidas sería:

Pensión pública: por pensión pública se entiende aquélla que es percibida por razón de un empleo público anterior; es decir, aquélla que se recibe por razón de servicios prestados a un Estado, a una de sus subdivisiones políticas o a una entidad local, por ejemplo, la pensión que percibe un funcionario. Su tratamiento es: 1. En general, las pensiones públicas sólo se someterán a imposición en Suiza. En España estarían exentas, si bien se aplicaría exención con progresividad.

Esto significa que si el contribuyente está obligado a presentar declaración por el IRPF por la obtención de otras rentas, el importe de la pensión exenta se tendría en cuenta para calcular el gravamen aplicable a las restantes rentas. 2. Sin embargo, si el beneficiario de la pensión pública residente en España tuviera nacionalidad española, sin tener al mismo tiempo nacionalidad suiza, las referidas pensiones sólo tributarían en España.

Pensión privada: por pensión privada se entiende cualquier otro tipo de pensión percibida por razón de un empleo privado anterior, en contraposición a lo que se ha identificado como empleo público, por ejemplo, la pensión percibida de la seguridad social por un trabajador del sector privado. Las pensiones privadas sólo se someterán a imposición en España.

Rentas derivadas de inmuebles: las rentas de la propiedad inmobiliaria situada en Suiza, pueden someterse a imposición tanto en España como en Suiza. El contribuyente residente tendría derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.

Dividendos: Los dividendos de fuente suiza pueden someterse a imposición en España de acuerdo con su ley interna. Estos dividendos pueden también someterse a imposición en Suiza, si este es el Estado en que reside la sociedad que paga los dividendos y según su legislación interna, pero si el perceptor de los dividendos es el beneficiario efectivo residente en España, el impuesto así exigido en Suiza tendrá un límite máximo del 15 por 100 del importe bruto de los dividendos. El contribuyente residente tendría derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional hasta ese límite.

Intereses: en general, los intereses procedentes de Suiza y cuyo beneficiario efectivo sea un residente fiscal en España sólo pueden someterse a imposición en España.

Retribuciones de miembros de consejos de administración de sociedades residentes de Suiza: pueden someterse a imposición tanto en Suiza como en España. El contribuyente tendría derecho en España a aplicar en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.

Derivadas de bienes inmuebles: las ganancias obtenidas por la enajenación de bienes inmuebles situados en Suiza, pueden someterse a tributación tanto en España como en Suiza. El contribuyente tiene derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.

Derivadas de bienes muebles que pertenezcan a un establecimiento permanente o a una base fija: las ganancias obtenidas por la enajenación de bienes muebles que pertenezcan a un establecimiento permanente o a una base fija que un residente en España posea en Suiza para la realización de actividades empresariales o la prestación de servicios personales independientes, comprendidas las ganancias derivadas de la enajenación del establecimiento o la base fija, podrán someterse a imposición tanto en Suiza como en España. El contribuyente tiene derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.

Derivadas de acciones o participaciones cuyo valor proceda en más de un 50 por ciento, directa o indirectamente, de bienes inmuebles situados en Suiza: las ganancias derivadas de la enajenación de estas acciones o participaciones pueden someterse a tributación tanto en España como en Suiza excepto las ganancias patrimoniales derivadas de la enajenación de acciones cotizadas en una Bolsa de Valores suiza ó de acciones o participaciones de una sociedad que utiliza el bien inmueble para su propia actividad industrial que sólo pueden someterse a imposición en España, siempre que sea el Estado de residencia del transmitente. El contribuyente tiene derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.

Derivadas de otra clase de bienes: en general, las ganancias derivadas de la enajenación de cualquier otra clase de bienes distintos de los anteriores, sólo pueden someterse a imposición en España, siempre que este sea el Estado de residencia del transmitente. Además de las comentadas anteriormente, el Convenio enumera otro tipo de rentas (beneficios empresariales, servicios profesionales, retribuciones del trabajo asalariado, artistas y deportistas, funciones públicas, otras rentas…), cuyo tratamiento puede consultarse en el texto del mismo.

Abrir el chat