Los venezolanos, vigilados por los bancos del mundo

Los venezolanos vigilados por los bancos del mundo

Para nadie es un secreto la crisis económica que se vive en Venezuela, un país sumergido en un caos político y social que parece nunca acabar, y que se logra transpolar a la banca internacional, donde precisamente llama la atención la conducta de los clientes venezolanos, tanto corporativos como particulares, que pueden incurrir en diferentes irregularidades sin sanción alguna, sin duda, el resultado del desfase económico de este país.

La banca internacional ha decidido prestar especial atención a los clientes venezolanos, y ha sido directamente la Florida International Bankers Association, conocida como FIBA por sus siglas, la que ha emitido ciertas directrices durante una conferencia que ha reunido a los bancos más importantes de Estados Unidos. En esta conferencia, se ha explicado el bloqueo directo que se ha anunciado a los clientes venezolanos y la razón de ser de esta medida.

Se trata de la orden ejecutiva 13484 del 6 de agosto de 2019, que plantea un bloqueo total a lo que se engloba como Gobierno de Venezuela, que en primera instancia da a entender que solo será para personas vinculadas directamente con el gobierno, pero que ahora se extiende de forma generalizada para todos los usuarios venezolanos de los diferentes bancos del Estado de la Florida, como medida inmediata para frenar la corrupción que se ha trasladado a Estados Unidos desde Venezuela.

Cuando la orden antes mencionada nombra al Gobierno de Venezuela, se trata de todas aquellas personas que hayan recibido un beneficio económico, o hayan apoyado al gobierno venezolano; esto no solo incluye a las personas vinculadas durante y después del periodo de Hugo Chávez, también las de antes. Estas medidas están avaladas por el Financial Crimes Enforcement Network o FINCEN, como red para desmantelar los diferentes crimines financieros que puedan tener lugar desde Estados Unidos.

Cómo nacen las sanciones a los venezolanos

Las sanciones que afectan directamente a todos los venezolanos nacen desde el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que inicialmente señalaban como primeros afectados a los miembros oficiales del gobierno venezolano, pero que ahora, la Oficina de Control de Activos Extranjeros, OFAC,  ha extendido hasta cualquier persona sin que su relación con el gobierno sea un determinante para verse afectado por esta medida.

Inicialmente estas medidas estaban diseñadas para conseguir un bloqueo efectivo a las personas que podrían estar involucradas en casos de corrupción y hasta en crímenes de lesa humanidad, que salieron de Venezuela una vez consiguieran unificar un beneficio económico en el extranjero. En primera instancia se buscaba congelar las cuentas de los miembros de la empresa Petróleos de Venezuela o PDVSA, pero poco a poco se fue extendiendo a las diferentes empresas mixtas, pequeños y grandes empresarios, y finalmente los particulares.

Cómo abordar transacciones de clientes venezolanos

Sin duda, es un panorama complejo poder entender el caos social y político que afecta a los venezolanos, pero ha sido la banca privada la primera en trazar medidas y recomendaciones, empezando por una actualización periódica que cada seis meses permita manejar los datos de estos clientes, para poder detectar irregularidades en corto tiempo. Además de prestar especial atención a las compañías offshore que podrían estar diseñadas para despistar el origen de los fondos que puedan generar.

Hoy en día, tomando en cuenta el panorama actual de Venezuela, cualquier operación de gran magnitud, que esté relacionada con venezolanos, debe ser considerada automáticamente como reportable, ya que incluso, se han detectado casos de contratos manipulados, que sirven de falsos soportes de pago y que terminan siendo herramientas para diversos crímenes financieros, que durante mucho tiempo han quedado impunes.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat