Así pagarán los españoles la factura del Gobierno por la gestión de la pandemia…

¿Han tenido los españoles la culpa de la aparición en escena de la pandemia de la COVID-19? No ¿Serán éstos quienes paguen sus efectos y la gestión, para muchos ineficaz, del gobierno? Sí. Al final, siempre lo pagan los ciudadanos. Los españoles, al contrario que ocurrirá en otros países y en otras jurisdicciones offshores, se van a quedar sin importantes bonificaciones fiscales para hacer frente a la factura del coronavirus.

Estas bonificaciones afectan directamente a cuestiones tan importantes como el IVA, el IRPF, el Impuesto de Sociedades… todo ello además quedará reflejado en los próximos Presupuestos Generales del Estado de 2021, si es que salen. El Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que El Mundo ha publicado que ya tenían desde principios de año avisos de la llegada de la pandemia a nuestro país, buscará así paliar el desplome de la recaudación tributaria. Ellos, por supuesto, no se bajarán el sueldo ni prescindirán de uno de los equipos de gobierno más sobredimensionado y con más asesores de toda Europa.

Así sufriremos el fin de las deducciones fiscales

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avisado en varias ocasiones que en España hay margen para incrementar la recaudación eliminando los beneficios fiscales que no son eficientes ¿y por qué no lo son? a su juicio porque no logran el fin para el que fueron diseñados.

Según el informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) se ha analizado la eficiencia de trece beneficios fiscales (tres del Impuesto de Sociedades, tres del IVA, seis del IRPF y uno que aplica a Impuestos Especiales). Aunque en un principio y pese a ser las creadoras de empleo, el ojo estaba puesto en las empresas. La complicada situación que atraviesa el tejido productivo del país tras la covid-19, ha puesto el foco en redistribuir los productos en la lista de tipos reducidos de IVA.

Por ejemplo, la sanidad y la educación privada tendrían un tipo del 21%, también se pretende eliminar algunas deducciones del IRPF como la que afecta a la inversión en planes de pensiones individuales. Por otro lado, es importante recalcar que España es uno de los países de la Unión Europea en el que más cantidad de productos y servicios están gravados con un Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) reducido o superreducido, del 10% y 4% respectivamente, por lo que también recaudamos menos.

El Gobierno pretende hacer una selección entre estos y gravarlos ahora al 21% con lo que se podría recaudar cada año 14.000 millones de euros adicionales pese a que esto provocaría, según expertos, en una caída del consumo de ciertos productos. De hecho, incluso el Banco de España, la Comisión Europea y la OCDE han recomendado al Ejecutivo que reclasifique algunos productos para evitar tanta tributación a tipos tan bajos, que valore las exenciones sociales del artículo 20 de la LIVA (sanidad y educación, que merman la recaudación en 9.010 millones), y la exención de los servicios financieros (7.040 millones).

 

La lista de eliminaciones de deducciones continua…

Otras bonificaciones que podrían también trastocarse serían el IRPF en rendimientos del trabajo, arrendamientos de viviendas-, planes de pensiones, tributación conjunta, donativos y deducciones de carácter social como maternidad, familia numerosa, discapacidad… para ingresar 12.725 millones de euros anuales.

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, fue tajante sobre la eliminación sobre la la deducción a las aportaciones a planes de pensiones individuales asegurando que esta bonificación no es útil porque no consigue fomentar el ahorro, además de que beneficia sobre todo a las rentas altas y no fomenta el ahorro para la jubilación de los jóvenes.

Por si esto fuera, terminar con los tres beneficios fiscales que ha evaluado la Airef del Impuesto de Sociedades supondría que las empresas paguen 877 millones más cada año por este tributo, algo que al Gobierno le parece ahora menos factible que hace unos meses. La lista la componen: descuentos en el Impuesto de Sociedades que se hacen para incentivar la Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) y que suponen un ahorro para las empresas de 355 millones de euros al año; tipos reducidos, por valor de 395 millones de euros; y beneficios por donaciones, por los que el Estado deja de ingresar 127 millones de euros.

Visto el panorama y lo que se avecina, ¿por qué no optas por crear una cuenta bancaria en alguna jurisdicción offshore? Nosotros te ayudamos.

Para más información acerca de este u otros temas, puede escribirnos sin compromiso a alguno de los siguientes correos electrónicos: info@fosterswiss.com, madrid@fosterswiss.com y sergiodelmar@fosterswiss.com   Nuestro equipo le atenderá de forma personalizada y ajustándose siempre a sus necesidades.

INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información contenida en este u otro de los artículos ubicados en el Blog (https://www.fosterswiss.com/blog/) puede ser no adecuada ni veraz de acuerdo a su estatus fiscal actual, pasaporte u otros motivos acordes a la Ley de AML.

La presente información no pretende ser exhaustiva, sino simplemente orientativa. Por tanto, se ruega que la misma sea adaptada a su circunstancia particular, profesional o personal. Parte de la información contenido en este blog, la difundimos a más de 50 nacionalidades diferentes en cuatro continentes.

La información presente en la web de Foster Swiss así como en nuestro Blog intenta estar lo más actualizada posible, pudiendo existir diferencias evidentes respecto al contenido de los artículos escritos en meses y años anteriores respecto a los actuales. Foster Swiss no se hace responsable de la información sobre temas de actualidad que destacan algunos medios y de la que, solamente, nos hacemos eco por su supuesta importancia social, política, económica o de otra índole.

Abrir el chat