Cómo abrir una empresa en Suiza sin desplazamiento

En Foster Swiss consideramos a Suiza como la jurisdicción favorita de muchos de nuestros clientes. Se podría decir que, la mayoría prefiere abrir una empresa en Suiza que hacerlo en otra jurisdicción. Esto se debe a las numerosas ventajas que ofrece, por no mencionar si alta flexibilidad para adaptarse a las necesidades y preferencias de cada empresa internacional.

Suiza se encuentra ubicado en el centro de Europa, limitando con tres países de gran importancia económica Alemania, Francia e Italia. Es uno de los más grandes centros financiero y un hervidero de negocios internacionales. Gracias a esto, abrir una empresa en Suiza no es un proceso imposible, ya que está jurisdicción ha ajustado su sistema para recibir a empresas extranjeras con los brazos abiertos.

Sin embargo, existe una duda principal entre nuestros clientes ¿es posible abrir una empresa en Suiza desde casa? Continúa leyendo para saber más.

Principales pasos del proceso de abrir una empresa en Suiza

El proceso de abrir una empresa en Suiza es muy sencillo y fácil de comprender, lo que hace que para muchas empresas esto sea una actividad sencilla.

Para abrir una empresa en Suiza primero se debe registrar la razón social, la cual debe ser aprobada por las instituciones suizas.

Seguidamente, se debe contar con la disponibilidad de los requisitos para abrir una empresa en Suiza: acta de constitución, estatutos, etc. Luego, se debe depositar el capital social mínimo en una institución bancaria. Este capital es definido según el tipo de forma jurídica que se desee establecer.

Después, suponiendo que ya se haya elegido el Cantón ideal para abrir una empresa en Suiza, se debe publicar la empresa en el diario oficial de dicho cantón. A partir de ahí, solo quedan dos pasos:

Inscribir la empresa en el registro mercantil y por último registrarla como una empresa sujeta a impuestos dentro de la jurisdicción. Abrir una empresa en Suiza siguiendo este proceso asegura una empresa legítima, sin restricciones y altamente confiable para el comercio internacional.

¿Es posible crear una sociedad en Suiza sin ser residente?

Uno de los requisitos para abrir una empresa en Suiza es que al menos uno de los directores o accionistas debe ser residente fiscal y vivir permanentemente en la jurisdicción. Afortunadamente, existen formas de hacer que esto funcione para extranjeros que no quieren dejar su país de residencia.

Existen empresas, como Foster Swiss, que ofrecen servicios de representación en varias jurisdicciones alrededor del mundo. Al abrir una empresa en Suiza con Foster Swiss, es posible abrirla sin desplazarse gracia a que ofrecemos servicios de nominado y representativos, además de administración tributaria y contable de la empresa en el extranjero.

Para más información acerca de este u otros temas, puede escribirnos sin compromiso a alguno de los siguientes correos electrónicos: info@fosterswiss.com, madrid@fosterswiss.com y sergiodelmar@fosterswiss.com   Nuestro equipo le atenderá de forma personalizada y ajustándose siempre a sus necesidades.

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

 

La información contenida en este u otro de los artículos ubicados en el Blog (https://www.fosterswiss.com/blog/) puede ser no adecuada ni veraz de acuerdo a su estatus fiscal actual, pasaporte u otros motivos acordes a la Ley de AML.

La presente información no pretende ser exhaustiva, sino simplemente orientativa. Por tanto, se ruega que la misma sea adaptada a su circunstancia particular, profesional o personal. Parte de la información contenido en este blog, la difundimos a más de 50 nacionalidades diferentes en cuatro continentes.

La información presente en la web de Foster Swiss así como en nuestro Blog intenta estar lo más actualizada posible, pudiendo existir diferencias evidentes respecto al contenido de los artículos escritos en meses y años anteriores respecto a los actuales. Foster Swiss no se hace responsable de la información sobre temas de actualidad que destacan algunos medios y de la que, solamente, nos hacemos eco por su supuesta importancia social, política, económica o de otra índole.

 

Abrir el chat