Solo 1000 euros en efectivo entre empresas y profesionales

El Gobierno sigue su cruzada contra el fraude fiscal. Prueba de ello es la aprobación este mismo martes en Consejo de Ministros de un anteproyecto de ley en el cual pretende la limitación a 1.000 euros de los pagos en efectivo entre profesionales y empresas en determinadas actividades. ¿Lo sabía?

Cuidado con los pagos en efectivo entre usted y su cliente, Hacienda podría ir detrás suya y ahora más que nunca con la necesidad imperante de recaudar dinero para hacer frente al desequilibrio presupuestario originario para, en un principio, atender las medidas sociales y económicas originadas por la COVID-19.

El anteproyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal espera recaudar cada año alrededor de 800 millones de euros al año. También vigilará otras cuestiones como la prohibición de las amnistias fiscales, un exhaustivo control sobre el uso de nuevas tecnologías, como las criptomonedas y la prohibición del software de doble uso.  Una herramienta común en grandes compañías para hacer una doble contabilidad con programas informáticos que permiten de esta manera su manipulación.

La ministra de Hacienda, María Jesús Monterno ha sido clara, hay que “bajar a su mínima expresión los pagos en efectivo”. Ahora, en el ojo del huracán los pagos en efectivo entre empresarios y clientes. Solo en 2019 la AEAT consiguió recaudar 15.715 millones en su lucha contra el fraude fiscal, un 4,1% más que el año anterior.

Los particulares: pagos hasta 2.500 euros

El anteproyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal reduce de los 2.500 euros actuales a los 1.000 euros entre profesionales y empresarios, sin embargo permanece en 2.500 euros el pago para particulares, aunque se prevé que con el tiempo esta cifra cambie e «ir disminuyendo cuantías» con la finalidad de combatir la economía sumergida.

Es decir, la nueva limitación a 1.000 euros de los pagos en efectivo no incluye los pagos entre particulares y empresas. Así un cliente particular puede seguir comprando en efectivo un producto de hasta 2.500 euros.

También se reduce de 15.000 euros a 10.000 euros el límite para particulares con domicilio fiscal en el exterior, se amplía la lista de deudores tributarios disminuyendo el umbral de un millón a 600.000 euros y se trabaja en la transposición directiva europea con el objetivo de introducir elementos de transparencia y garantizar que las empresas que trasladen sus activos desde España a otro país tributen aquí por plusvalías que se generen o se mantengan.

¿Tiene alguna duda sobre este u otros temas? escríbenos a algunas de nuestras direcciones de email. Nuestro equipo le atenderá sin compromiso: info@fosterswiss.com, madrid@fosterswiss.com y sergiodelmar@fosterswiss.com

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat