La hostelería y el ocio en Europa en riesgo de quiebra

El horizonte económico de Europa parece estar marcado por un oscuro ocaso. A punto de cumplir un año con una pandemia global que ha dejado cifras rojas más allá de las salas de los hospitales, el mundo sigue recibiendo alertas y noticias con cifras realmente alarmantes, en esta ocasión los empresarios de la hostelería y el ocio tienen que preocuparse y ocuparse.

La presencia de la COVID-19 en la colectividad mundial ha hecho que las restricciones, de cualquier tipo, sean una de las medidas más comunes aplicadas en todos los modelos de sociedad. Sin importar el sistema de mercado que impere en cualquier territorio, muchos han apostado por aplicar medidas de restricción repercutiendo negativamente sobre el mercado y haciendo que muchos inversionistas pongan en sus listas de prioridades la supervivencia de los negocios.

Europa no escapa de esta realidad. Hoy en día vemos como los presupuestos y planes económicos de la Comunidad Europa se ajustan en función de no marcar tanto los daños de la pandemia de la COVID-19, pero por muchos esfuerzos que se hagan desde las instancias internacionales, hay sectores de mercados locales muy desfavorecidos; entre ellos encontramos el mundo de la hostelería y el ocio, cuyos inversionistas comienzan a ver muy comprometidas sus cuentas de cara al año 2021.

Medidas de confinamiento incrementaron la crisis

Unas de las medidas gubernamentales que más han afectado el mercado de la hostelería y el ocio en Europa han sido las órdenes de confinamiento y asilamiento social. Aunque ya los momentos más fuerte de confinamiento parecían haber quedado atrás, algunas ciudades importantes, entre esas la capital de España, son hoy en día foco de un confinamiento forzado que tiene grandes repercusiones en el mundo de los negocios.

Las predicciones no son las mejores. Europa se estaría aproximando a un nuevo confinamiento al ver cómo las cifras de contagios suben, mientras las cuentas de los empresarios bajan. Distintos gobiernos de regiones como Reino Unido, Italia, Rusia, España y Francia comienzan a tomar medidas que van en detrimento de la prosperidad de sus empresarios, pues la COVID-19 sigue avanzando sin miramientos y sigue arrasando con las perspectivas económicas de los mercados.

No es un secreto que el turismo, que se sirve de los servicios de bares y restaurantes, así como de arte y ocio, es un gran propulsor de la economía europea. Mientras las esperanzas y las cuentas de inversionistas del mundo de la hostelería y el ocio comienzan a verse en rojo, muchos tratan de buscar alternativas de mercado que no les dejen fuera del mundo de los negocios. Es momento de aplicar medidas creativas que ayuden a paliar los embates de una crisis de salud que deja estragos en la economía global.

Es momento de hacer inversiones a precios de saldo

Una buena visión empresarial sabe encontrar en los momentos de crisis, las grandes oportunidades de inversión. Por eso, en medio de las cifras rojas y, más allá de las advertencias económicas que va dejando la COVID-19, hoy en día puede ser un buen momento para hacer inversiones en el mundo de los inmuebles, con la compra de locales de hostelería que puedan consolidar el patrimonio de un inversionista.

¿No tienes certeza de cómo invertir en medio de las crisis? El equipo de profesionales de Foster Swiss sigue trabajando arduamente en afianzar propuestas y planes de negocios de carácter global que vayan en función de resguardar y revalorizar el patrimonio de los inversionistas del mercado europeo. El mundo de los inmuebles, los bienes raíces y la compra de locales puede resultar una inversión inteligente en medio de la crisis, pero es fundamenta contar con el asesoramiento correcto.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat