Fuga histórica y sin precedentes de capital en México: 44.3 mil millones de dólares

foster swiss mexico

Que la aparición en escena de la Covid-19 ha trastocado los planes de casi todo el planeta es un hecho. Sin embargo, parece ser que hay países que van a sufrir más sus consecuencias que otros. Uno de ellos es México que podría estar preparándose para una de las mayores fuga de capitales de la historia moderna y la mayor del país: más de 44 mil millones de dólares.

¿La razón? Sin duda: poner a salvaguarda el patrimonio de las grandes fortunas antes de que una previsible subida histórica de capitales o devaluación de la riqueza del país también les afecte a ellos. Ya no son muchas de esas fortunas que han emprendido un camino seguro y ventajoso para su riqueza: el de optar por crear sociedades offshore o cuentas offshore en países con baja tributación tanto en el continente americano, como en Asia o Europa y sin necesidad -en la mayoría de las ocasiones- de desplazamientos.

La cifra de 44.3 mil millones de dólares es tan grave que jamás había ocurrido nunca en la historia de México. Según JP Morgan, el riesgo de que México pierda el grado de inversión es cada vez mayor y esto podría darse a lo largo de este año o a principios de 2021. El país tiembla. Y es que esta fuga de capitales ahondaría aún más en los efectos de la COVID-19 en el país, de los más golpeados en el continente americano y haría que México perdiera de golpe una importante riqueza nacional de la que tardaría décadas en recuperarse.

México y su caída histórica en inversión

JP Morgan explica que las tenencias de inversiones sensibles a las calificaciones son mayores para bonos M por un total de 31 mil 500 millones de dólares, seguidas de papel corporativo en moneda dura por 8.9 mil millones de dólares y bonos UMS por cuatro mil millones de dólares. De hecho, si se venden todas las participaciones pasivas y la mitad de las participaciones activas, la venta forzada ascendería a 24.7 mil millones de dólares.

Y esta catastrófica situación está más cerca de lo parece: el último trimestre del año, el riesgo de México de perder el grado de inversión. Cabe tener en cuenta que el crecimiento estructuralmente ya de por si bajo, el desplazamiento de la inversión privada, el hundimiento del sector energético, la respuesta titubeante a la pandemia, y la demora de una reforma fiscal exhaustiva podría llevar a la peor calificación crediticia de México en los últimos 100 años.  Algo que ni tan siquiera salvaría el frente comercial, con la puesta en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) el 1 de julio o las futuras elecciones, que podría incluso acrecentar esa fuga histórica de capitales dependiendo del resultado.

Si buscas una alternativa para poner bajo protección tu patrimonio, contáctanos y te daremos soluciones profesionales adaptadas a tu perfil. En Foster Swiss somos consultores financieros económicos, sabemos cómo ayudarte,

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat