Abrir una empresa en Suiza: principales formas jurídicas

abrir una empresa en Suiza

Abrir una empresa en Suiza no es una decisión difícil de tomar. Gracias a sus grandes ventajas, la constitución de una sociedad en esta jurisdicción es prácticamente el objetivo de cualquier empresa. Sin embargo, debido a la flexibilidad de su sistema jurídico y fiscal, el proceso de elegir la empresa correcta puede volverse un verdadero reto.

La flexibilidad de Suiza es considerada como una de sus grandes ventajas, pero si usted aún no ha elegido un tipo de sociedad o aún no sabe cómo hacerlo, no podrá aprovechar este beneficio. A continuación, le presentamos una lista breve que le ayudarán a aclarar sus objetivos para abrir una empresa en Suiza:

¿Cuáles son las opciones para abrir una empresa en Suiza?

Elegir la forma jurídica correcta es el paso más importante de abrir una empresa en Suiza: esta es la base que define todas las posibilidades de planificación fiscal y de comercio. Si usted elige correctamente, a través de un análisis de objetivos y necesidades, podrá alcanzar los mejores resultados con su empresa.

Sociedad anónima

Esta es la principal opción de muchas personas al abrir una empresa en Suiza. Se trata de la sociedad predilecta para la planificación fiscal, ya que aparte de proteger el patrimonio personal de los accionistas, permite adquirir total anonimato ante el ojo público. El principal requisito a tener en cuenta para crear una sociedad de este tipo es su capital mínimo de 100.000 francos suizos, del cual se desembolsa la mitad.

Sociedad de responsabilidad ilimitada

Abrir una empresa en Suiza de responsabilidad limitada es la opción más accesible, generalmente recomendada a compañías de menor escala. Esta, al igual que la S.A, está limitada al capital de la sociedad, permitiendo a los accionistas proteger su patrimonio personal. La diferencia es que esta no ofrece, originalmente, una opción de privacidad para los directores. Sin embargo, se pueden acceder a servicios fiduciarios para adquirir privacidad.

Para abrir una empresa en Suiza de este tipo solo se requiere de un capital mínimo de 20.000 francos suizos, mucho más accesible que la anterior alternativa.

La sucursal

Esta opción para abrir una empresa en Suiza es menos común. Es la ofrecida para aquellos extranjeros que desean establecer una empresa en Suiza, pero sin el requisito de crear una sociedad con otros accionistas. Esto vendría siendo como una oficina representativa.

¿Cómo saber cuál es la mejor opción para constituir una empresa en el territorio suizo?

Para saber cuál es la mejor opción, lo más recomendable, aparte de realizar un análisis personal, es obtener servicios profesionales que pueda asesorarle en el proceso. Si es su primera vez conociendo como funciona el sistema jurídico en suiza, será totalmente difícil saber cuál es la mejor opción para abrir una empresa en Suiza.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat