Alemania reforzará el regulador financiero tras el escándalo de Wirecard

reforma de gran alcance del regulador financiero BaFin provocada por el escándalo Wirecard.

Alemania creará un grupo de trabajo financiero especial capaz de llevar a cabo auditorías forenses de empresas sospechosas de fraude, como parte de una reforma de gran alcance del regulador financiero BaFin provocada por el escándalo Wirecard.

En declaraciones a la prensa, el Ministro de Finanzas alemán Olaf Scholz ha declarado, “quiero una autoridad de supervisión financiera con fuerza” ya que una supervisión más estricta es «buena para los mercados financieros de Alemania y para la protección de los inversores«.

Scholz dijo que la reestructuración planificada de BaFin la haría más poderosa, más rigurosa y más efectiva. El ministro habló cuatro días después de expulsar al jefe de BaFin, Felix Hufeld, quien se había convertido en el pararrayos de las críticas al regulador y su falta de seguimiento de innumerables informes de medios y analistas sobre sospechas de fraude en Wirecard, el procesador de pagos.  También fue expulasada, Elisabeth Roegele, la adjunta de Hufeld.

Wirecard anunció en junio pasado que faltaban 1.900 millones de euros en efectivo de sus cuentas colapsando en insolvencia. Su ex director ejecutivo, Markus Braun, está siendo investigado, sospechoso de realizar una actividad criminal que defraudó a los acreedores por 3.200 millones de euros. Él niega haber actuado mal.

Las críticas a BaFin se han centrado en su decisión de apuntar a los mismos periodistas y vendedores en corto que expusieron irregularidades financieras en Wirecard, y por anular las objeciones del Bundesbank de imponer una prohibición de dos meses a las acciones de Wirecard en corto.

Las revelaciones de que el personal de BaFin compró y vendió activamente acciones de Wirecard cuando la compañía estaba siendo objeto de un escrutinio cada vez mayor por parte de las autoridades también causaron consternación en Berlín. La semana pasada, el regulador reveló que había presentado una denuncia penal contra un empleado por tráfico de información privilegiada con acciones de Wirecard en junio del año pasado.

Jörg Kukies, viceministro de Finanzas de Alemania, dijo que era «indiscutible que, en el pasado, se cometieron errores»…. “cuando hay indicios concretos de fraude contable, como sucedía a menudo con Wirecard, queremos crear una situación en la que BaFin aborde esos avisos, los procese y los resuelva de manera eficaz”.

La reforma de BaFin

La reforma de BaFin está contenida en un plan de siete puntos, basado en propuestas de la consultora Roland Berger, cuya pieza central es un organismo de control focalizado para supervisar empresas complejas.

La saga Wirecard reveló que la supervisión de tales empresas en Alemania se divide con demasiada frecuencia entre organismos separados responsables del sector bancario, los mercados financieros y el lavado de dinero, y algunas empresas fracasan.

El plan también prevé la creación de un nuevo grupo de trabajo de BaFin capaz de realizar investigaciones sobre empresas sospechosas de irregularidades financieras. El regulador también contrataría a más auditores propios para llevar a cabo tales investigaciones.

Cuando lleguen las pistas concretas, BaFin siempre debe poder realizar una investigación forense [como la auditoría especial realizada por KPMG en Wirecard] y estar equipado con los poderes soberanos para hacerlo”, comentó Kukies.

Scholz dijo que la reforma también garantizaría que BaFin tomara más en serio la información de los denunciantes e hiciera más para proteger los derechos de los inversores y consumidores. Se fortalecerá la posición de su presidente y se mejorarán sus capacidades de TI.

La reforma de BaFin se basa en un «plan de acción» presentado por el Ministerio de Finanzas el verano pasado que prometía una amplia reorganización de la regulación a raíz de Wirecard. Una de las propuestas que contiene es que las cuatro grandes firmas contables separen más claramente sus servicios de auditoría y consultoría y que las empresas cambien de auditor cada 10 años.

Pero el plan del Ministerio de Finanzas para BaFin fue criticado por los parlamentarios. Hans Michelbach, el portavoz de finanzas de la CSU, parte de la coalición de Angela Merkel, lo describió como «completamente inadecuado». “Una reforma de BaFin debe ante todo asegurar [su] independencia”, dijo. «Herr Scholz no dijo nada sobre eso«.

Se refirió al informe de la Autoridad Europea de Valores y Mercados sobre la saga Wirecard que criticaba el manejo «deficiente» de BaFin del escándalo. “Esma reveló serias deficiencias en la regulación financiera alemana y los planes de reforma de Herr Scholz apenas los abordan «.

«Olaf Scholz está tratando de venderse a sí mismo como el gran reformador y así distraer la atención de sus propios fracasos en el asunto Wirecard», ha comentado a la prensa Lisa Paus, portavoz de finanzas de los Verdes de la oposición.

Para más información sobre este tema o alguna cuestión relacionada sobre nuestros servicios, puede contactar directamente a través: info@fosterswiss.com |  sergiodelmar@fosterswiss.com

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat