Lo que no contó El Grefg de los impuestos en Andorra y cómo llegar a ser residente

Lo que no contó El Grefg de los impuestos en Andorra y cómo llegar a ser residente

La televisión se abre cada vez más al mundo de los creadores de contenido online, y buena prueba de ello es que anoche ‘El hormiguero’ de Antena 3 ha recibido, por primera vez en su historia, un youtuber. El Grefg, que tiene más de 30 millones de seguidores en sus redes sociales. Acudió al programa para hablar de su trayectoria en la web propiedad de Google y ojo también sobre la fuga de estos profesionales a Andorra con el objetivo de pagar menos impuestos…

El youtuber, de nombre David, empezó dando su opinión sobre los jóvenes que quieren dedicarse a su profesión, afirmando que “antes muchos chicos te decían que querían ser futbolistas, ahora quieren ser youtubers. Ahora mismo el concepto que tienen es poco esfuerzo y mucho dinero. Si tengo que dar algún consejo es que la gente estudie y se forme, y que de forma secundaria, abra un canal. Pero desde el principio, no apuestes por esto porque casi nadie llega. Si llega al final, siempre habrá un momento en el que podrás dejar de lado otras cosas apostando en YouTube”.

El Grefg habla de Andorra…

En un apartado de la entrevista, Pablo Motos ha planteado el tema de los youtubers en Andorra. El Grefg ha comentado que “estos días hemos vivido una polémica espectacular. Todos tienen el derecho y la libertad de irse, vivir y pagar impuestos donde quieran. La cuestión es que el debate es moral y no se llegará a ninguna conclusión. Ambos puntos de vista son perfectamente respetables. Los medios tradicionales realmente se han puesto en contra nuestra. Se han ido a poner mierda en contra de los youtubers, no sé si por una pregunta de audiencia, porque si haces un programa de youtubers y te funciona bien, entonces harás más. No sé si porque nos ven como la nueva competencia o no sé si hay un tema político detrás, pero resumo esto en que creo que se ha abordado desde un punto de vista equivocado

¿Por qué en Andorra se pagan pocos impuestos? antecedentes

Andorra es el lugar perfecto para practicar senderismo y senderismo en la montaña, pesca de truchas, paseos a caballo, BTT, avistamiento de aves, etc. Durante el invierno, se puede esquiar en las estaciones de esquí de Grandvalira y Vallnord con casi 300 kilómetros de pistas de esquí disponibles (con la ventaja de que las pistas están menos concurridas que en las grandes estaciones de Francia, Suiza y Austria).

Si le encanta la flora y la fauna, este es su lugar. Bosques extensos, prados alpinos, hermosas flores, cabras montesas… Andorra tiene una población de aproximadamente 80.000 personas de las cuales el 35% son locales. Cada año se admite un pequeño grupo de aproximadamente 500 recién llegados. El único idioma oficial a efectos administrativos es el catalán, pero también se hablan habitualmente francés y español.

Los únicos bancos son los locales, pero esto también puede tener sus ventajas. El coste de vida es aceptable y puede alquilar o comprar algo por una cantidad razonable de dinero. Se podría decir que vivir en Andorra es relativamente económico y la delincuencia es un concepto desconocido en Andorra.

Todo sobre los impuestos de Andorra

Impuestos directos

Como residente en Andorra, está sujeto a pequeños impuestos directos: no hay impuesto sobre el patrimonio, ni sobre donaciones, ni sobre sucesiones ni sobre plusvalías (a menos que la plusvalía se haya obtenido mediante la compra y venta de inmuebles en Andorra).

Andorra introdujo un nuevo régimen de impuesto sobre la renta de las personas físicas el primero de enero de 2015. Se aplican las siguientes tasas del impuesto sobre la renta de las personas físicas:

– Ingresos personales entre 0 EUR y 24.000 EUR: 0% (los primeros 24.000 EUR están exentos de impuestos);

– Ingresos personales entre 24.001 EUR y 40.000 EUR: 5%;

– Ingresos personales superiores a 40.000 euros: 10%.

Los intereses sobre los ahorros y las ganancias bancarias también estan sujetos al impuesto sobre la renta de las personas físicas (pero los primeros 3000 EUR de intereses devengados están exentos de impuestos). Además, se aplican algunos impuestos sobre bienes raíces y se aplica una tasa de impuesto al valor agregado del 4.5% a la mayoría de los bienes y servicios.

Impuestos de bienes inmuebles

Las personas físicas que vendan una propiedad andorrana con un beneficio deben pagar un impuesto sobre las ganancias de capital. La tasa nominal es del 15%, pero disminuye al 0% durante un período de 12 años. Más específicamente, la tasa del impuesto sobre las ganancias de capital es del 15% cuando vende la propiedad dentro de un año, del 13% si vende la propiedad en el segundo año de propiedad, del 10% si vende la propiedad en el tercer año de propiedad, y esto la tasa disminuye un 1% anual después del tercer año (es decir, un 9% para el cuarto año de propiedad, etc.).

Esto significa que el vendedor no está sujeto a ningún impuesto sobre las ganancias de capital si vende la propiedad después de ser dueño de la propiedad durante más de 12 años. Alternativamente, los vendedores tampoco pagan impuestos sobre las ganancias de capital si la propiedad que están vendiendo es su residencia principal y si compran otra propiedad dentro de los seis meses posteriores a la venta. El impuesto sobre la propiedad inmobiliaria se aplica a cada propiedad poseída, a un promedio de 100 EUR por propiedad al año. Cuando se transfieren bienes inmuebles, el nuevo propietario paga un impuesto sobre la adquisición de la propiedad y el monto a pagar se calcula generalmente como un porcentaje (entre el 1,5% y el 2,5%) del costo de adquisición.

Impuesto al valor agregado

A principios de enero de 2013, el Principado de Andorra introdujo un sistema de Impuesto sobre el Valor Añadido. Reemplazó el antiguo régimen de Impuesto sobre las Ventas, se aplica a la mayoría de las ventas de bienes y prestación de servicios e implica una tasa estándar de (solo) 4.5%.

Como consecuencia, las marcas de lujo internacionales y los productos electrónicos son considerablemente más baratos en Andorra que en los países vecinos (porque los tipos de IVA en Francia y España son considerablemente más altos).

Cómo ser residente de Andorra

Convertirse en residente de Andorra es relativamente fácil. Existen cuatro categorías de residencia: residencia activa, categoría A (la antigua residencia pasiva), categoría B (un permiso comercial internacional) y categoría C (un permiso cultural).

Residencia activa

Este tipo de residencia está disponible para las personas físicas que formen una empresa andorrana y que tengan la intención de vivir y trabajar de forma permanente en Andorra.

Este tipo de residencia requiere un grado de permanencia (estar presente en Andorra tan solo 90 días es insuficiente, por ejemplo) y como residente activo se exige el pago de cotizaciones a la seguridad social. Además, los residentes activos están sujetos al nuevo régimen del impuesto sobre la renta de las personas físicas que se introdujo en 2015.

Categoría A (antiguo permiso de residencia pasiva)

Para convertirse en residente de Andorra bajo la Categoría A (el antiguo permiso de residencia pasiva), los solicitantes deben cumplir las siguientes condiciones:

– Mayor de 18 años;

– Proporcionar los certificados policiales legalizados apropiados (que demuestren antecedentes penales limpios);

– Firmar un documento que indique que residirán un mínimo de 90 días al año en Andorra;

– Acreditar que dispone de un seguro médico privado válido para Andorra;

– Acreditar que alquila o es propietario de una propiedad residencial en el Principado de Andorra (o acredita que ha firmado un contrato para comprar una propiedad dentro de los seis meses siguientes a la fecha de solicitud);

– Demostrar que dispone de medios suficientes para mantenerse a sí mismos y a sus dependientes. Se necesita un certificado bancario que acredite un saldo mínimo del 300% del salario mínimo anual andorrano del solicitante principal y del 100% por cada dependiente adicional.

Por tanto, hay que abrir una cuenta bancaria en un banco local de Andorra y depositar los fondos necesarios (34.634,43 EUR para el solicitante principal y 11.544,81 EUR para cada dependiente) en esa cuenta bancaria. Estos fondos no se pierden porque después de que el banco emite el certificado bancario, estos fondos pueden usarse para cumplir con el requisito de bonos del gobierno (explicado en el siguiente punto);

– Depositar una fianza de 50.000 euros más 10.000 euros por cada dependiente en el Instituto Nacional de Finanzas de Andorra (INAF). El bono no genera intereses y está diseñado para cubrir cualquier deuda que el solicitante pueda incurrir con cualquier administración o empresa de servicios públicos estatal. Este bono del gobierno es totalmente reembolsable al renunciar al permiso de residencia, por lo que este dinero no se pierde (solo no genera intereses);

– El solicitante (jefe de hogar) debe firmar un documento en el que se indique que, en un plazo de siete meses a partir de la fecha de solicitud, presentará una prueba documental de que ha invertido una cantidad total mínima de 400.000 euros en Andorra. Las inversiones permitidas son las siguientes: inmuebles en Andorra, acciones o fondos emitidos por entidades financieras andorranas, bonos públicos emitidos por el gobierno andorrano, aumento directo de la deuda pública sin intereses o una combinación de todos ellos.

Lo que no contó El Grefg de los impuestos en Andorra y cómo llegar a ser residente

Es importante tener en cuenta que la fianza depositada en el INAF (50.000 euros para el solicitante principal y 10.000 euros para cada dependiente) está incluida en este requisito de inversión de 400.000 euros. Esto significa que la cantidad real que se debe invertir es el saldo que se calcula deduciendo la cantidad total depositada en el INAF del requisito mínimo de 400.000 euros.

Esta categoría ofrece grandes ventajas: menos conformidad con las regulaciones locales y no se pagan impuestos sobre la renta de las personas físicas. Perfecto para personas que tienen negocios fuera de Andorra, por ejemplo, y que no necesitan un permiso de trabajo en Andorra. Los residentes pasivos deben pasar al menos 90 días al año en Andorra.

Categoría B (categoría de negocios internacionales)

Se trata de un permiso de residencia diseñado para atraer a empresarios internacionales que deseen formar una empresa andorrana pero solo quieran pasar un mínimo de 90 días (se permite más) en Andorra. Del 85% al ​​100% del negocio debe realizarse fuera de Andorra. Para obtener este permiso, los solicitantes deben cumplir con las siguientes condiciones:

– Mayor de 18 años;

– Proporcionar los certificados policiales legalizados apropiados (que demuestren antecedentes penales limpios);

– Firmar un documento que indique que residirán un mínimo de 90 días al año en Andorra;

– Acreditar que dispone de un seguro médico privado válido para Andorra;

– Acreditar que alquila o es propietario de una vivienda en el Principado de Andorra que cumpla con el requisito mínimo de espacio para oficinas (mínimo 20 metros cuadrados);

– Demostrar que dispone de medios suficientes para mantenerse a sí mismos y a sus dependientes. Se necesita un certificado bancario que acredite un saldo mínimo del 300% del salario mínimo anual andorrano del solicitante principal y del 100% por cada dependiente adicional. Por tanto, hay que abrir una cuenta bancaria en un banco local de Andorra y depositar los fondos necesarios (34.634,43 EUR para el solicitante principal y 11.544,81 EUR para cada dependiente) en esa cuenta bancaria.

Estos fondos no se pierden porque después de que el banco emite el certificado bancario, estos fondos pueden usarse para cumplir con el requisito de bonos del gobierno (explicado en el siguiente punto);

– Depositar una fianza de 50.000 euros más 10.000 euros por cada dependiente en el Instituto Nacional de Finanzas de Andorra (INAF). El bono no genera intereses y está diseñado para cubrir cualquier deuda que el solicitante pueda incurrir con cualquier administración o empresa de servicios públicos estatal. Este bono del gobierno es totalmente reembolsable al renunciar al permiso de residencia, por lo que este dinero no se pierde (solo no genera intereses);

– Elaborar un plan de negocios con una proyección de los próximos 3 años, un Curriculum Vitae detallado y todos los documentos de respaldo;

– Demostrar, dentro de los 7 meses posteriores a la solicitud, que se ha completado la formación de la empresa.

Como se mencionó anteriormente, este permiso de residencia está diseñado para atraer a empresarios internacionales que deseen establecer una empresa andorrana pero solo quieran pasar un mínimo de 90 días (se permite más) en Andorra. La base principal de operaciones del empresario debe estar establecida en Andorra. Los servicios ofrecidos por el profesional deben estar dirigidos principalmente a personas o entidades no residentes en Andorra: el profesional puede ofrecer sus servicios dentro del Principado pero los ingresos derivados del interior de Andorra no pueden superar el 15% de los ingresos totales de las actividades empresariales y del profesional no tiene permitido aspirar a un empleo a tiempo completo en Andorra.

Categoría C

Algunas personas pueden solicitar un permiso de residencia por motivos científicos, culturales o deportivos. La categoría C se puede considerar como la categoría VIP y el gobierno andorrano decide a su absoluta discreción si un individuo califica o no para esta categoría.

Los solicitantes de residencia de categoría C deben cumplir las mismas condiciones que los solicitantes de residencia de categoría B (incluida la fianza del gobierno). A diferencia de la categoría A y en línea con la categoría B, esta categoría no está obligada a invertir una cantidad mínima de 400.000 euros en Andorra.

Para calificar para la categoría C, una persona debe ser reconocida internacionalmente en su campo particular y debe presentar un Curriculum Vitae detallado y todos los documentos de respaldo que demuestren su prestigio internacional, logros y fama.

Además, el 85% de las actividades profesionales deben desarrollarse fuera de Andorra. Se espera que los residentes de la categoría C se clasifiquen como residentes pasivos, lo que significa que no estarán sujetos al impuesto sobre la renta de las personas físicas en Andorra.

Para más información sobre este tema o alguna cuestión relacionada sobre nuestros servicios, puede contactar directamente a través: info@fosterswiss.com |  sergiodelmar@fosterswiss.com

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat