La fiscalidad digital que está por venir y el papel de la UE

fiscalidad ue

En las últimas semanas es habitual encontrar noticias sobre lo que se conoce como el impuesto mínimo global, sobre todo, de la mano de Joe Biden desde habita la Casa Blanca. A esto se le añade la probabilidad de establecer en un futuro muy cercano una fiscalidad digital que establece un gravamen a las operaciones en este ámbito. Los destinatarios de ambos tipos de imposiciones son las empresas de todo el planeta.

¿Cuál es la posición de los países de la UE respecto a la fiscalidad digital y el impuesto mínimo global? La OCDE parece manifestar de manera clara cuál es la posición de sus miembros a este respecto. Piensa que es un gran adelanto que se ha producido tras el bloqueo que existía por parte del antiguo presidente de los Estados Unidos.

Se prevé que en los próximos meses se podrá llegar a un acuerdo entre los distintos miembros de la OCDE entre los que se encuentran los países de la UE más importantes a nivel económico mundial. También mantiene que las multinacionales, las mayores afectadas por esta medida, agradecerán la creación de un escenario donde no haya incertidumbre a este respecto.

Como fecha para la llegada de esta nueva fiscalidad digital se establece como detonante la próxima reunión del G20 que se producirá en el próximo mes de julio. Por ello la nueva implantación de estas medidas está mucho más cercana de lo que se piensa. Parece ser que existen todos los elementos para lograr un acuerdo a nivel global según las mismas palabras del secretario general de la OCDE.

Competencia fiscal entre regiones y su incompatibilidad con la fiscalidad digital y el impuesto mínimo global

Otros de los aspectos que parece preocupar a la OCDE es la competencia fiscal entre las distintas regiones de un país. Esto se produce en algunos países de la UE y lo que se produce es un escenario donde pretende es atraer empresas con fiscalidades más beneficiosas. Para esta organización es necesario establecer algunas medidas unificadoras que eviten que el poder recaudatorio se reduzca al mínimo.

La filosofía de la que surge la necesidad de una fiscalidad digital y un impuesto mínimo global es la intención de conseguir más fondos necesarios para reforzar el gasto público. Por ello se necesita construir unas bases más sólidas de tributación como instrumento para conseguir un mayor impulso económico que permita el crecimiento económico de cada país.

Que existan regiones dentro de un mismo país que compitan entre sí, rebajando la fiscalidad para atraer empresas puede suponer un contratiempo a la hora de conseguir los objetivos que se pretenden con medidas como la fiscalidad digital o el impuesto mínimo global.

Se pretende que toda esta estructura no suponga una subida generalizada de impuestos, pero sí que se quiere asegurar de manera más rotunda la existencia de modos estables para conseguir fondos públicos evitando supuestos donde se produzca recaudación cero.

Ante este nuevo panorama fiscal que se presenta es muy importante conocer cuál es el mejor destino donde sacar el mejor provecho a un capital. Tanto dentro de la UE como fuera de ella, se establecerán medidas de fiscalización digital que pueden suponer importantes cambios para las empresas.

En Foster Swiss encontrará los profesionales más competentes para encontrar el mejor destino para su dinero. Contamos con profesionales en derecho fiscal que les proporcionará el mejor asesoramiento en esta nueva situación mundial donde resultará aún más encontrar la ubicación más adecuada para una sociedad o cuenta off-shore. Contacte ya con nosotros para recibir más información.

Para más información sobre este tema o alguna cuestión relacionada sobre nuestros servicios, puede contactar directamente a través: info@fosterswiss.com |  sergiodelmar@fosterswiss.com