¿Por qué la Comisión Europea está haciendo lo mismo que Washington en materia de impuestos?

¿Podemos seguir confiando en la Comisión Europea a la hora de pagar la deuda de la Unión Europea? La respuesta parece ser no. El único partido que puede confiar con la Comisión es, por lo  que parece, Estados Unidos.

La Comisión Europea podría presuntamente violar un acuerdo jurídicamente vinculante que selló con los diputados del Parlamento Europeo y los embajadores de la UE hace apenas unos meses.

Según dicho acuerdo, la deuda se pagaría con los ingresos de los nuevos llamados “recursos propios”, incluido un Mecanismo de Ajuste de Frontera de Carbono (CBAM), cargos adicionales utilizando el Sistema de Comercio de Emisiones (ETS) y un nuevo impuesto digital de la UE. Hoy en día, estas tres nuevas fuentes de ingresos para el presupuesto de la UE están en duda.

Esto es un problema porque solo hay tres opciones para pagar esta deuda: contribuciones nacionales adicionales (es decir, dinero adicional de los contribuyentes), recortes a programas europeos como la Política Agrícola Común (PAC) o Erasmus, o convertir a los gigantes digitales en grandes contaminadores industriales.

Sin embargo, la presión de EEUU con respecto al CBAM y el impuesto digital de la UE ha demostrado la debilidad política de la Comisión Europea que culminó con la decisión de posponer sine die el impuesto digital de la UE a solicitud de la secretaria del Tesoro de EE.UU Janet Yellen, debido a las negociaciones de reforma fiscal global en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El preacuerdo de la OCDE / G20, que tiene como objetivo establecer una tasa impositiva corporativa mínima global del 15%, es un logro importante, y la Comisión tiene razón en apoyarlo. Sin embargo, la decisión de posponer la tasa digital de la UE es indignante. En lo que respecta a sus intereses estratégicos, se espera que una Comisión “geopolítica” no ceda a la presión de terceros países. Muchas voces críticas se muestran en desacuerdo con una UE que prioriza los intereses estadounidenses sobre los europeos.

Además, Washington sigue imponiendo varias condiciones al acuerdo final. ¿qué pasaría si el Senado de los Estados Unidos no aprueba el acuerdo? Tanto si se llega a un acuerdo final como si no, la tasa digital de la UE sería una forma complementaria de proteger los intereses europeos y garantizar aún más la equidad fiscal más allá de este acuerdo.

Por si esto fuera poco, la Comisión también tiene previsto tomar otra decisión unilateral, aplazando los otros dos nuevos recursos propios hasta una fecha no especificada lo que debería instar al Colegio de Comisarios a preservar su credibilidad pensando estratégicamente y actuando en interés de los ciudadanos de la UE a los que está destinado.

La Comisión Europea se encuentra en una encrucijada. Por un lado, debe cumplir su compromiso de presentar los nuevos recursos propios lo antes posible, incluida la tasa digital complementaria de la UE.

Y en segundo lugar, debería aprovechar el acuerdo OCDE / G20 y canalizar parte de los ingresos que generará esta reforma global de la fiscalidad internacional (alrededor de 50.000 millones de euros en la UE) hacia el presupuesto de la UE y el reembolso de la deuda de la UE.

No es de recibo el permitir que los países miembros y terceros países se queden con todo el dinero para sus presupuestos nacionales y que la UE se ocupe del pago de su deuda sin nuevos recursos propios.

El plan de recuperación debe prepararse para construir una UE que beneficie a los europeos durante décadas, implementando la transición ecológica y digital y brindando nuevas y mejores perspectivas laborales. Sin embargo, sin nuevos recursos propios, la Comisión dejaría un legado preocupante para las generaciones futuras: las deudas del pasado.

Esto no es lo que la Comisión prometió en diciembre de 2020. En la actualidad, nos encontramos con un panorama de débiles decisiones de la Comisión que, incluso, no incide en una autonomía propia en recolección de impuestos al margen de los EEUU.

Seguiremos informando…

Para más información sobre este tema o alguna cuestión relacionada sobre nuestros servicios, puede contactar directamente a través: info@fosterswiss.com |  sergiodelmar@fosterswiss.com

Derechos reservados Foster Swiss