Prohibidas las transacciones en metálico de 10.000 euros en la Unión Europea

Prohibida las transacciones en metálico de 10.000 euros en la Unión Europea

Nuevo control sobre nuestro dinero por parte de la Unión Europea. No es un movimiento que sorprende –de hecho ya se controlaron las transacciones mayores de dinero hace algún tiempo- pero esta vez llama la atención cómo cada vez Bruselas baja aún más la cantidad para ejecutar dicho control: ahora solo 10.000 euros y en metálico.

La excusa, también nuevamente, es evitar el blanqueo de capitales a toda costa. Algo que supone una factura importante en la recogida de impuestos por parte de la Unión. Dicho control se llevará a cabo mediante la creación de un nuevo organismo que se encargará coordinar el trabajo con las autoridades nacionales de los diferentes estados miembros. Y esto incluye también a los servicios de inteligencia.

Un organismo que además pondrá la lupa en especial en aquellas entidades consideradas más peligrosas, pudiendo sanciones multimillonarias para los infractores. La lista, según fuentes oficiales, aún no se ha hecho. Sin embargo, todo parece indicar que es solo un preaviso y la UE ya tendría esa lista de “sospechosos” desde hace tiempo.

Pero ojo, aquí no acaba todo, el cerco continuando estrechándose con regulaciones más estrictas para criptomonedas. Cabe destacar que la prohibición de que las transacciones con dinero que sobrepasan los 10.000 euros ya está regulada en algunos países europeos, pero no en todos. Un ejemplo es Grecia, donde están prohibidas las adquisiciones en metálico más de 500 euros.

El porqué de este control

Se trata de una iniciativa que ha propuesto Bruselas para responder a los escándalos que sacudieron a varios bancos europeos en el año 2019, entre ellos algunos tan afamados como el alemán Deutsche Bank, el holandés ING o el danés Danske Bank.

La UE también se escuda en la información aportada por la Europol que calcula que el 1% del PIB europeo está relacionado con actividades sospechosas que incluyen también el terrorismo.

Sin embargo, no partimos de cero, la normativa europea contempla como es lógico medidas contra el blanqueo de dinero. El problema viene después cuando cada estado debe adaptar estas ordenaciones a su ordenamiento jurídico y no siempre sucede. ¿Es una manera de obligar a los estados miembros? Todo indica que sí.

El objetivo es que entre los 27 haya un marco común que evite agujeros legales y también facilite la coordinación entre las autoridades nacionales y los servicios de inteligencia. Sin embargo, voces críticas han puesto en duda su viabilidad. Y no confían en que este nuevo organismo pueda atajar el problema del dinero negro europeo.

En principio estará disponible en 2026, contará con 250 empleados. 100 se encargarán de la supervisión directa de las entidades seleccionadas, escogidas según el perfil de riesgo y las actividades transfronterizas y se renovará cada tres años.

Cabe la pena destacar que la autoridad europea se reserva el derecho de pedir al ejecutivo comunitario que una entidad financiera quede bajo su paraguas si detecta que está incumpliendo de manera constante lo estándares europeos y la autoridad nacional no toma cartas en el asunto.

Aunque el problema, como siempre, viene ahora: y es que esta nueva legislación debe ser negociada con las capitales europeas y hay algunas que están reticentes a ceder competencias en un terreno como este, y también con el Parlamento Europeo.

Para más información sobre este tema o alguna cuestión relacionada sobre nuestros servicios, puede contactar directamente a través: info@fosterswiss.com |  sergiodelmar@fosterswiss.com

Derechos reservados Foster Swiss